Cómo envolver el cabello en rollos sin loción fijadora

Si bien usar loción fijadora puede mejorar cómo quedan marcados los rollos, de ninguna manera es esencial para ello. Las lociones fijadoras se usan para agregar fijación o rigidez a los rizos, haciendo que el peinado dure más si el cabello es muy fino, muy largo o ambos. Algunas contienen ingredientes que ayudan a alisar el cabello rizado y erizado y para agregar brillo. Pero si estás buscando tener un pelo más suave con más volumen y movimiento, no necesitas usar una loción fijadora.

La clave del rollo fijado

Envolver el cabello en un rollo tiene una ventaja sobre secarlo con secador porque crea más cuerpo y maximiza el volumen de tu pelo, y el agua es la verdadera clave para envolver tu cabello en los rollos sin loción fijadora. De hecho, la mayoría de las lociones fijadoras están formuladas básicamente con agua. Cuando tu cabello está mojado, tiene la mayor elasticidad o capacidad de que se lo moldee, se lo estire y se le dé forma, así que piensa en que el agua es la verdadera "loción fijadora". Secar tu cabello debajo del calor es el otro requisito para un fijador para rollos.

Elementos necesarios

Para estar adecuadamente preparada para envolver tu cabello en rollos necesitarás una botella de spray llena de agua, unos 24 rollos, clips o pasadores grandes, un peine con cola de dientes finos para dividir fácilmente y desenredar las secciones del cabello y clips mariposa para mantener las secciones del cabello prolijas y húmedas. Para lograr un peinado más rizado, usa rollos de pequeños a medianos de acuerdo al largo de tu cabello. Para lograr un peinado que te agregue más volumen y plenitud que un rizo, usa el tamaño máximo del rollo para tu largo de pelo. Debes poder dar de una a tres vueltas alrededor del rollo.

Sugerencias para alcanzar el éxito

Para obtener los mejores resultados enrollando tu pelo en rollos sin loción fijadora, asegúrate de que cada sección esté igualmente mojada. Si comienzas por delante, cuando llegues a la nuca, tu cabello puede estar casi seco. Rocía cada sección de cabello con agua mientras avanzas, luego usa el peine con cola para alisar, desenredar y luego enrolla el cabello prolijamente en el rollo. Coloca el clip o los pasadores en el rollo en la base del cuero cabelludo para mantener el rollo firme en su lugar. Mientras armas tu cabello, ten presente que las secciones más delgadas son más fáciles de controlar y que se secan más rápido y de manera más pareja. Una buena técnica y uniformidad son elementos clave.

Calor versus secarse al natural

Sentarte debajo de un secador de pedestal le da a tu cabello un flujo de aire parejo y, combinado con la tensión del cabello envuelto en los rollos, produce una fijación más lisa y firme. También puedes secarte con el aire al natural pero te llevará mucho más tiempo y puede erizarse. Una vez que se note seco al tacto, deja que los rizos se enfríen y luego quita todos los rollos y péinate a tu agrado.

Más galerías de fotos



Escrito por daria wright | Traducido por irene cudich