Cómo envolver una bufanda sobre la nariz y la boca

En clima frío una bufanda de invierno puede calentar más que tu cuello. Envuelta alrededor de tu nariz y tu boca, una bufanda te proporciona cobertura para ayudar a evitar los labios agrietados, secreción nasal y las mejillas entumecidas. Cuando estás en la nieve, envolver una bufanda sobre la nariz y la boca te ayudará a prevenir la congelación y las quemaduras de sol. Si tienes asma, la protección adicional de la bufanda es una forma inteligente de evitar un ataque provocado por el aire frío. En los meses más cálidos, una bufanda ligera que cubra la boca y la nariz también te ayudará a detener la propagación de los gérmenes de los virus en el aire.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Estira la bufanda de forma horizontal y mantén un extremo en cada mano.

  2. Coloca el centro de la bufanda plana sobre tu nariz y boca.

  3. Tira los dos extremos de la bufanda detrás de tu cuello y crúzalos.

  4. Trae los dos extremos de la bufanda de nuevo a la parte frontal del cuello y entrecrúzalos de nuevo o átalos con un nudo flojo.

Consejos y advertencias

  • Si tienes alergias o asma, busca una bufanda hecha con un tejido hipoalergénico. El algodón es generalmente una opción segura, así como las fibras sintéticas tales como el poliéster, el acrílico y el nailon.
  • No utilices una bufanda tan estrecha contra tu cara que restrinja tu respiración.

Más galerías de fotos



Escrito por ivy morris | Traducido por jane laury