Cómo hacer una envoltura corporal de café

Es posible disfrutar de las comodidades de un spa sin pagar grandes cantidades de dinero, al preparar tu propia envoltura corporal de café. Este tipo de tratamientos corporales a base de café, se utilizan en los spas debido a su capacidad de tonificar y unificar la textura de la piel. El tratamiento también tiene un efecto de adelgazamiento. La envoltura que se describe a continuación, también ayudará a proteger tu piel de los rayos dañinos del sol y te dejará una sensación de suavidad total.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Granos de café
  • Molino de café
  • Olla de barro grande
  • 4 galones de agua
  • Olla sopera grande
  • 6 u 8 toallas de felpa
  • Cuchara ranurada
  • Aceite de almendra
  • Periódico

Instrucciones

  1. Comienza triturando finamente los granos de café con ayuda de un molino, hasta que tengas un cantidad de café molido suficiente para completar 3/4 de taza. Coloca el café molido en una olla grande de barro.

  2. Pon a hervir los cuatro galones de agua en una olla sopera grande. Vierte el agua caliente sobre los granos de café molidos que has colocado dentro de la olla de barro. Sumerge las toallas y déjalas en remojo durante 20 minutos.

  3. Utiliza la cuchara ranurada para sacar algunos trozos de granos de café del líquido. Mézclalos con suficiente aceite de almendras para crear una pasta. Revisa las toallas para asegurarte de que no están demasiado calientes para aplicarlas.

  4. Extiende las hojas de periódico sobre el área donde realizarás el tratamiento. Coloca la olla de barro con las toallas en una esquina sobre los periódicos.

  5. Masajea la pasta con café en las áreas de la piel que vas a envolver. Comienza trabajando desde la zona más baja. Envuelve las toallas en cada pierna empezando por los tobillos y avanzando hacia el corazón.

  6. Envuelve tus caderas y estómago con otra toalla o dos. Trata de colocar las toallas apretadas, pero sin cortar la circulación. Envuelve una toalla alrededor de cada brazo a partir de la muñeca y trabaja siempre en dirección al pecho.

  7. Relájate durante 30 minutos, luego retira las toallas y enjuaga tu cuerpo con una ducha tibia para eliminar los restos de café. Lava tus toallas y guárdalas para volver a aplicar el tratamiento en sesiones posteriores, que puedes repetir hasta dos veces por semana.

Consejos y advertencias

  • Si tienes alguna condición de salud grave, como puede ser problemas neurológicos o del corazón, inflamación generalizada, presión arterial alta o fiebre, no debes utilizar la envoltura corporal de café. Los niños y los ancianos también deben evitar este tipo de tratamientos.

Más galerías de fotos



Escrito por robin coe | Traducido por pei pei