Envejecimiento de la piel y elasticidad

En contraste con la apariencia tirante y flexible que tu piel tenía cuando eras joven, la piel avejentada se afina y pierde su elasticidad. Notas los signos cuando tu piel comienza a hundirse en zonas como tu rostro, cuello y pecho. Algunos cambios en tu estilo de vida y un poco de ayuda de los cosméticos y la tecnología te pueden ayudar a conservar la elasticidad de tu piel.

Colágeno y elastina

Tu piel consiste principalmente en dos proteínas: colágeno y elastina. El colágeno le da a tu piel la estructura y la elastina permite que se estire. A medida que envejeces, tu cuerpo produce menos de estas proteínas y comienzan a descomponerse, lo que reduce la elasticidad. Los factores externos e intrínsecos determinan cómo envejece tu piel, tal como dice la American Academy of Dermatology (AAD). Aunque no puedes hacer mucho sobre las causas intrínsecas como tu genética, tienes control sobre los demás factores que pueden hacer que tu piel se hunda.

Exposición al sol

Sólo una pequeña cantidad diaria de exposición al sol sin protección año a año puede causar envejecimiento prematuro, según la AAD. El envejecimiento relacionado con el sol o el fotoenvejecimiento descompone el colágeno e inhibe la producción de nuevo colágeno en tu cuerpo, explica la AAD. Cuando esto sucede, tu piel pierde elasticidad, desarrolla arrugas y comienza a hundirse.

Fumar

Fumar es un hábito que está vinculado con varios problemas de piel, incluyendo manchas amarillas, líneas en los labios y piel delgada. Un estudio publicado en la revista "Archives of Dermatoloty" reveló que fumar causa un envejecimiento de piel más extremo. Cuando fumas estás inhibiendo la síntesis del colágeno y aumentas las enzimas llamadas "matrix metalloproteinasas" que pueden degradar las proteínas como el colágeno en tu piel. Los investigadores descubrieron que estos cambios ocurrían incluso en la piel que estaba protegida del sol.

Deshidratación

Tu piel necesita alrededor de 10 a 15 por ciento de contenido de agua para mantenerse llena y flexible, según la revista Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology. Cuando tu piel está deshidratada, comienza a adelgazar y corre más riesgos de desarrollar arrugas y hundimiento. La deshidratación puede estar causada por no beber la cantidad suficiente de agua, la exposición a climas severos, beber demasiadas bebidas deshidratantes como alcohol, o por una enfermedad.

Tratamiento

Simples cambios en el estilo de vida pueden ayudar a mantener la elasticidad de tu piel a medida que envejeces. Utilizar la correcta protección solar como usar una pantalla solar de factor 30 y evitar el sol entre las 10 am y las 4 pm minimizará el daño de la piel. Beber más líquido, incluyendo jugos ricos en vitamina C, ayudará a construir colágeno y el uso de humectantes también ayudará a mantener hidratada tu piel. Algunas cremas para la piel con ácido alfa-lipoco, coenzima Q10 (CoQ10) y selenio pueden reemplazar los compuestos antioxidantes que se pierden de la piel a través de la exposición al sol o el hábito de fumar, según la University of Maryland Medical Center (UMMC). Si estas opciones no mejoran la apariencia de tu piel, quizás tengas que considerar opciones como radiofrecuencia o rejuvenecimiento con láser.

Más galerías de fotos



Escrito por kay uzoma | Traducido por aldana avale