Entumecimiento del pie y ciclismo

El entumecimiento del pie al andar en bicicleta suele ocurrir cuando los nervios ubicados entres los huesos de la bola del pie se comprimen. Esta sensación suele producirse en viajes largos o intensos y pueden permanecer aún después de haber dejado de conducir. Además del entumecimiento, los síntomas pueden incluir cosquilleos, moretones y sensación de ardor. Como el entumecimiento relacionado al ciclismo puede alterar tu rutina, es esencial entender por qué ocurre y cómo puedes remediarlo.

Causas comunes

Usar calzado apretado al andar en bicicleta puede causar inflamación entre las articulaciones que conectan los dedos a los pies, lo que reduce la circulación sanguínea y desata el entumecimiento, especialmente si el calzado comprime la bola del pie. Los tacos de ciclismos (que son accesorios que conectan el pedal a tu calzado) puede causar entumecimiento si están mal posicionados. Esto es especialmente cierto si los tacos están demasiado adelante en el pie, lo que produce presión directamente en la bola del pie. Conducir excesivamente por colinas o pedalear muy lentamente puede también causar entumecimiento del pie porque en ambas situaciones se ejerce presión en la bola de los pies.

Dile adiós al entumecimiento

Levanta un par de veces el pie en el aire cuando estés en la parte superior del movimiento del pedal para que la sangre circule adecuadamente y ayuda a aliviar la presión ejercida en la planta de los pies. También puedes detener tu bicicleta para flexionar los dedos o hacer girar tus tobillos, o caminar junto a tu bicicleta durante algunos minutos para incrementar la circulación. Cambia de calzado si el entumecimiento continúa. Elige uno en el que el pie tenga espacio y altura suficiente para arcos altos. También puedes colocar el taco más atrás para que ejerza presión más atrás del pie en vez de en los dedos.

Prevención del cosquilleo

Invierte en soportes personalizados para el arco o en plantillas para evitar que vuelva a producirse entumecimiento al andar en bicicleta. Estos productos ayudan a distribuir tu peso en forma más pareja, lo que disminuye la presión sobre tus dedos y bola del pie. Además, no deberías usar calzado que tenga costuras irregulares o correas que ejerzan presión sobre el pie al conducir una bicicleta. Elige un calzado amplio o pide a un zapatero que estire tu calzado actual.

Primero la seguridad

Conducir una bicicleta durante mucho tiempo puede agravar o incluso empeorar el entumecimiento. Reduce el tiempo de conducción o la intensidad hasta que desaparezcan los síntomas. Deja de conducir la bicicleta inmediatamente y busca atención médica si sientes un pinchazo o ardor en tus piernas o pies, malestar extremo, cosquilleo intenso en tus piernas o nalgas, o debilidad en uno o ambos pies. Estos pueden ser síntomas de un problema más serio, como hernia de disco, degeneración discal o desalineación espinal.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por mariana palma