Entrenar a los niños a usar el inodoro durante la noche

Mucho después de que tu hijo está usando pantalones o ropa interior de "niño grande", todavía puede mojar la cama por la noche. Mojar la cama, también conocido como enuresis nocturna, puede ser embarazoso para un niño joven y hacerle temer quedarse en la noche en casa de un amigo o un pariente. El entrenamiento nocturno requiere paciencia, persistencia y más tiempo que el entrenamiento durante el día.

La vejiga durante la noche

Controlar la vejiga durante la noche es el último paso en el entrenamiento. Cuando nace un bebé, no tiene la señal interna para despertar cuando necesita orinar. En algún momento en la infancia esta señal se desarrolla y viaja desde la vejiga a través del sistema nervioso y al cerebro, pero los niños que son durmientes pesados son menos propensos a responder a esta señal y más propensos a orinarse dormidos, según Alan Greene, MD, profesor clínico de pediatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford.

Marco de tiempo del entrenamiento

En general, los niños tardan más que las niñas en aprender a ir al baño y los niños generalmente se orinan en la cama hasta una edad más avanzada en comparación con las niñas, según FamilyDoctor.org. Un estudio realizado por el Departamento de Pediatría en la Universidad Médica de Wisconsin encontró que las niñas permanecieron secas durante el día en una edad media de 32,5 meses, mientras los chicos les siguen con 35 meses. Permanecer seco durante el día precede a permanecer seco durante la noche por muchos meses y a veces años. A los 6 años de edad, la mayoría de los niños logra el control de la vejiga durante la noche.

Métodos de entrenamiento

Para evitar accidentes durante la noche, tu hijo debe abstenerse de tomar bebidas dos horas antes de acostarse y orinar al comienzo de su rutina para dormir, y luego inmediatamente antes de ir a la cama. Si no se despierta cuando necesita orinar, monitorea la hora en que moja la cama y después fija un despertador para despertarlo antes de esa hora. Premia a tu hijo por permanecer seco durante la noche, pero no le castigues si ocurren accidentes durante la noche. FamilyDoctor.org también recomienda enseñar a tu hijo a aguantar su orina durante un período más largo durante el día para ayudar a estirar la capacidad de la vejiga para retener más orina de noche.

Problemas médicos

Muchos problemas médicos contribuyen a mojar la cama, según la Clínica Mayo. Tu hijo puede tener una vejiga pequeña o tener más orina que la que la vejiga de tamaño medio puede aguantar. Los nervios que controlan la vejiga pueden ser lentos en madurar y ser incapaces de despertar a la hora que tu hijo necesita orinar. El estreñimiento crónico, la diabetes y la apnea del sueño también pueden causar enuresis nocturna. Si tu hijo experimenta orina turbia, dolorosa o de mal olor, a menudo acompañada de fiebre, puede tener una infección urinaria. Un defecto en su sistema neurológico o urinario puede causar enuresis nocturna, pero esto es raro.

Productos para el entrenamiento nocturno

Hay muchos productos para ayudar a entrenar a tu hijo a permanecer seco durante la noche. Existen alarmas que suenan cuando la cama se moja para enseñarle al niño a responder a las sensaciones de la vejiga durante la noche. Los pantalones desechables y reutilizables de entrenamiento nocturno retienen más orina que los pantalones de entrenamiento regulares para mantener a tu hijo seco durante toda la noche cuando tiene un invitado o se queda a dormir en la casa de una amigo. Los forros de sábanas y sacos de dormir protegen la cama o saco para el mismo propósito. Se pueden prescribir medicamentos si tu hijo moja la cama después de los 7 años de edad.

Más galerías de fotos



Escrito por ivy morris | Traducido por paulina illanes amenábar