Cómo entrenar a un niño de 16 meses de edad para que vaya al baño

El entrenamiento para ir al baño puede ser un proceso largo. De acuerdo con la Sistema de Salud de la Universidad de Michigan (University of Michigan Health System), la mayoría de los niños están listos para comenzar el entrenamiento para usar el baño entre los 24 y 27 meses de edad. Sin embargo, puedes empezar a entrenarlo tempranamente a los 16 meses. Entre más pronto empieces a enseñar a tu hijo el proceso de control de esfínteres, debes esperar que le tome más tiempo aprenderlo. El sitio web Family Doctor indica que entrenar a un niño para ir al baño toma de 3 a 6 meses.

Nivel de dificultad:
Difícil

Instrucciones

  1. Busca señales de que tu hijo de 16 meses de edad está preparado antes de decidirte a entrenarlo para que vaya al baño. Estos signos incluyen habilidades de comunicación; la capacidad de caminar hasta el baño y bajarse los pantalones; la capacidad de seguir instrucciones sencillas; y un interés en imitar los hermanos mayores o miembros de la familia. Tu hijo debe tener un programa de evacuación intestinal bastante previsible y debe ser capaz de mantenerse seco durante al menos 2 horas.

  2. Familiariza a tu hijo con el cuarto de baño. Llévalo al baño contigo. También puedes permitirle que se siente en el inodoro completamente vestido mientras juega con un juguete o mira un libro. Permite que tu niño se sienta cómodo en el baño.

  3. Miren vídeos, o léele a tu hijo libros para niños sobre el tema del control de esfínteres.

  4. Permite que tu hijo asocie el inodoro con un pañal mojado o sucio. Puedes hacer esto llevando al niño al baño justo después de cambiarle el pañal, o sentándolo en el baño, sin pañal, varias veces al día. Trata de sentar a tu hijo en el inodoro después de que haya tomado una bebida grande, o unas pocas horas después de haber comido, en caso de que necesite usarlo.

  5. Felicita a tu hijo por sentarse en el inodoro. Incluso si no lo usa, elogia al niño por cooperar.

  6. Incrementa el número de veces que tu niño se sienta en el inodoro. Trata de hacer que se siente en él por la mañana, después de comer y antes de acostarse.

  7. Haz la transición a la ropa interior. La ropa interior puede ser un gran incentivo para un niño. Dale a tu hijo ropa interior después de que haya repetido con éxito el uso del inodoro.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por josé antonio palafox