¿El entrenar más de tres horas al día puede detener la pérdida de peso?

Es tentador hacer tanto ejercicio como sea posible para perder peso. Sin embargo, hacer ejercicio tres o más horas al día puede hacer que tu cuerpo sienta que es sobreentrenamiento, haciendo que se inicie el almacenamiento de grasa en lugar de quemarla para obtener energía. Además, un excesivo entrenamiento con pesas que resulta en una ganancia muscular significativa también puede contribuir a que se detenga la pérdida de peso o incluso te hará aumentar de peso. Cuando la pérdida de peso se detiene, debes checar tu estilo de entrenamiento y tu consumo alimenticio para determinar la causa.

Sobreentrenamiento

Si tu objetivo es perder peso o mejorar el rendimiento, un mayor tiempo de entrenamiento no siempre es mejor. El entrenamiento de tres o más horas al día cinco o seis días a la semana no ofrece mayores beneficios que entrenar de una hora a una hora y media al día. De hecho, la investigación realizada en los nadadores ha demostrado que el entrenamiento excesivo puede disminuir significativamente la fuerza y el rendimiento muscular, según Jack H. Wilmore y David L. Costill autores de Physiology of Sport and Exercise. Ejercitarse hasta el punto en el que la carga de entrenamiento es demasiado intensa o el volumen es demasiado alto para que el cuerpo no se puede recuperar adecuadamente, puede resultar en una disminución en la pérdida de peso y en el tejido muscular.

Fuente de combustible durante el ejercicio

Si has estado haciendo ejercicio por más de tres horas al día y has dejado de perder peso, podría ser debido a que tu cuerpo ha comenzado a acumular grasa en lugar de quemarla. El ejercicio que exceda de una hora de duración puede causar que el cuerpo deja de quemar grasa para obtener energía y empezar a conservarla. Tras una hora de ejercicio, tu cuerpo se da cuenta de que lo estás llevando a los extremos e intenta conservar grasa -luego comienza a quemar músculo para obtener combustible, de acuerdo a Bob Cicherillo.

Nutrición

La dieta juega un papel importante en la pérdida de peso también. Si estás haciendo ejercicio tres horas al día y no estás consumiendo suficientes calorías para esa actividad, tu cuerpo podría llegar a un modo hambriento y conservar la grasa. La pérdida de peso que se produce con las dietas muy bajas en calorías, es por lo general pérdida de agua y no grasa, según Costill y Wilmore. Toma de cinco a seis comidas pequeñas al día. Cada comida debe consistir en una fuente de proteína magra para ayudar a mantener el tejido muscular, y una fuente de carbohidratos de grano entero para ayudarte en tus entrenamientos. Además, consume muchas frutas y verduras al día - junto con aceites vegetales, nueces y semillas para obtener una fuente de grasa.

Construcción de tejido muscular

Demasiado entrenamiento con pesas también pueden contribuir a detener la pérdida de peso. El tejido muscular es más denso que el tejido graso, y el tener más tejido muscular te ayudará a aumentar tu metabolismo en reposo, lo que puede ayudar a la pérdida de grasa. Sin embargo, la construcción de una gran cantidad de masa muscular no necesariamente resultará en un menor peso corporal - es más probable que experimentes una reducción de pulgadas.

Recomendación de ejercicio

Cuando se trata de perder peso incluye tanto el entrenamiento de fuerza como ejercicios aeróbicos en tu rutina. Realiza un entrenamiento de fuerza al menos dos veces por semana orientado a construir y mantener el tejido muscular. Realiza ejercicio aeróbico de intensidad moderada de cinco a seis días a la semana en sesiones de 30 a 60 minutos. Toma por lo menos un día completo a la semana para reposar y prevenir el sobreentrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por heather hitchcock | Traducido por esteban arenas