Cómo entrenar y fatigarse menos

El ejercicio es algo muy saludable que hacer para tu mente y cuerpo y parte integral de un estilo de vida saludable. Sin embargo, el exagerar con un programa de ejercicio entrenando demasiado o no ejercitarse de manera estratégica puede conducir a exceso de dolor en los músculos, dolores y fatiga. La fatiga puede presentarse físicamente, así como mentalmente con una falta de concentración y motivación. Supera la fatiga entrenando de manera inteligente con algunos ejercicios saludables que puedes empezar hoy mismo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Toma unos días de descanso una o dos veces por semana. Los días de descanso son importantes para ayudar a tu cuerpo a recuperarse de las rutinas de entrenamiento largas e intensas que se hacen sin pausa. El ejercicio rompe las fibras musculares y las reconstruye para incrementar la fortaleza y el tamaño muscular. Se requiere de algo de descanso para dar a los músculos tiempo para repararse. El descanso inadecuado conduce al dolor de los músculos, molestias, fatiga y riesgo de lesiones.

  2. Alterna los días de entrenamiento sencillo con los de entrenamiento más duro. Los entrenamientos fáciles son aquellos que se realizan con un esfuerzo de ligero a moderado y durante los cuales serías capaz de seguir una conversación. Son menos exigentes para el cuerpo y pueden incrementar la energía también, así como ayudar a la recuperación de los músculos mediante el incremento del flujo sanguíneo, que incrementa el flujo de oxígeno. Los entrenamientos más difíciles se hacen con una intensidad de moderada a vigorosa. Sostener una conversación no es fácil y hasta puede resultar un reto. El entrenamiento de alta intensidad no debería hacerse diariamente. Limitarlos a dos o tres veces a la semana maximiza los esfuerzos de entrenamiento y minimiza los altos niveles de fatiga.

  3. Agrega una variedad de actividades a tu agenda de entrenamiento militar. El ejercicio es esencial para incrementar la salud cardiovascular, así como masa muscular. No caigas en la rutina haciendo el mismo ejercicio una y otra vez, como correr en la caminadora todos los días o dedicándote sólo a hacer levantamiento de pesas. Esto cansa los músculos hasta el punto de la fatiga y también lleva al aburrimiento, lo que incrementa el sentimiento de fatiga. Cambia de ejercicio planeando de tres a cuatro entrenamientos por semana y alterna la carrera con ciclismo y natación. Haz entrenamiento de fuerza de dos a tres veces por semana, enfocándose en los principales grupos musculares con nuevos y estimulantes ejercicios.

Consejos y advertencias

  • Siempre consulta a un médico antes de comenzar un nuevo programa de ejercicio. Busca ayuda médica para la fatiga prolongada o excesiva.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer andrews | Traducido por reyes valdes