Cómo entrenar los esfínteres en un niño de 20 meses

Los niños a menudo comienzan a mostrar signos de que están listos para llevar a cabo el proceso de esfínteres en alguna momento entre los 18 y 24 meses, según la American Academy of Family Physicians. Estos signos incluyen permanecer seco durante dos o más horas, mostrar interés en usar el baño y comunicar que necesitan un cambio de pañal. Debido a su corta edad, el control de esfínteres a los 20 meses de edad requerirá dedicación y compromiso de ambas partes. Procede lentamente y prepárate para retroceder si tu hijo muestra fuertes signos de reticencia o falta de voluntad.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Silla de baño
  • Pantalones de entrenamiento de tela o ropa interior

Instrucciones

  1. Lleva a tu hijo a comprar una silla de baño y pantalones de entrenamiento o ropa interior. El Dr. William Sears, pediatra y autor de "The Baby Book: Everything You Need to Know About Your Baby from Birth to Age Two", sugiere que los niños son más propensos a utilizar un orinal que ellos mismos eligen.

  2. Dedica algún tiempo a ayudarlo a familiarizarse con el proceso de entrenamiento. Los niños a menudo se resisten a cualquier tipo de cambio y la transformación de dejar de usar un pañal para usar el baño es grande. Lean libros sobre el orinal, canten canciones y vean películas. Teri Crane, autor de "Potty Train your Child in Just ONE Day", aconseja dejarlo que te vea a ti o a un compañero de juegos usando el baño para que pueda familiarizarse con el proceso.

  3. Retira su ropa de la cintura para abajo mientras juega en el patio o en la casa. Esto puede ayudar a crear la conexión entre "sentir e ir", según Sears. Cuando observes signos de que necesita ir, pregúntale suavemente "¿pipí?" o "¿popó"?, para darle las palabras que puede usar para describir lo que siente.

  4. Lleva a tu hijo al baño a intervalos regulares para sentarlo en su bacinica. Puedes sacar el mayor provecho de estas interrupciones planificándolas en los momentos en que tu hijo normalmente va al baño u orina. Después de algunos depósitos exitosos en su bacinica, la mayoría de los niños comienzan a entender el concepto de utilizarla.

  5. Gradúalo en los pañales. Una vez que tu niño entienda el truco de usar el baño, puede empezar a usar ropa suelta y ropa interior o pantalones de entrenamiento. Los accidentes suceden y los pantalones de entrenamiento de tela pueden ayudar a absorber algo del desastre, al mismo tiempo que permiten que tu hijo tenga la sensación de humedad.

  6. Refuerza su entrenamiento. Recuérdale durante el día que vaya al baño, en especial después de las comidas y antes de salir de casa. Peter Stavinoha, autor del libro "Stress Free Potty Training" y un neuropsicólogo clínico en el Children's Medical Center of Dallas, insta a los padres a que le digan a sus hijos que vayan al baño y no que le pregunten si quieren ir, ya que los niños pequeños suelen responder "no".

Más galerías de fotos



Escrito por erin carson | Traducido por mary gomez