Cómo entrenar para correr en pista

La carrera en pista puede ser un deporte fabuloso. Ya sea si eres un corredor de secundaria o un corredor en la universidad o simplemente te interesa correr en pista para tu estado de salud, comprender cuál es la manera correcta de hacerlo es fundamental. Entrenar correctamente evitará que te lastimes. Una combinación de entrenamiento de intervalos con entrenamiento de fuerza hará que cualquier corredor alcance la línea de llegada.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Zapatillas para correr
  • Cronómetro
  • Pesas

Instrucciones

  1. Entra en calor antes de correr en pista. Antes de ejercicios físicos o una carrera, corre alrededor de la pista algunas veces con un paso lento. Además, asegúrate de elongar los cuádriceps, los ligamentos, el soleo, el músculo piriforme y el músculo gastrocnemio. De acuerdo a Jeff Galloway, el autor de "Galloway's Book on Running" estirar suavemente ayudará a evitar lesiones.

  2. Intenta entrenar por intervalos. Ésta es una buena manera para los corredores de pista. Durante el entrenamiento en intervalos, correrás a diferentes velocidades. Puedes comenzar despacio, luego correr más rápido, luego reducir la velocidad nuevamente. Reducir la velocidad al final del intervalo te permitirá recuperarte al máximo. De acuerdo a Brian Clarke, el autor de "5K and 10K Training", el entrenamiento por intervalos conserva la energía que te ayudará a mantener el ritmo y alcanzar la línea de llegada.

  3. Entrena fuera de temporada. Intenta un entrenamiento por intervalos progresivo, que se lleva a cabo a diferentes velocidades y con diferentes repeticiones y pesos utilizados para el entrenamiento de la fuerza. El entrenamiento por intervalos fuera de temporada es una manera excelente de mantener tu velocidad y fuerza.

  4. Incorpora el entrenamiento de la fuerza en tu rutina. El entrenamiento del peso debe enfocarse en construir y generar fuerza en la parte inferior del cuerpo.

  5. Tómate el tiempo. Para ello, deberás comprar un cronómetro. Éste ayuda a medir tu progreso. Tomándote el tiempo podrás evaluar la efectividad de tu rutina, lo que te permitirá hacer los cambios necesarios.

  6. Relaja. Luego de la actividad física corre algunas vueltas a un ritmo lento. Luego, estira los músculos nuevamente.

Consejos y advertencias

  • Invierte en un buen par de zapatillas para correr. Como un corredor de pistas, es realmente la única inversión que deberás hacer. Invierte en zapatillas que sean adecuadas para tu tipo de pie. Si no estás seguro de qué es lo que necesitas, ve a una tienda de deportes. Los vendedores te podrán ayudar.
  • Siempre estira y entra en calor antes de correr. Esto te ayudará a evitar dolores, lastimaduras y lesiones. La entrada en calor prepara a tu cuerpo para un entrenamiento de alta intensidad. No te olvides de relajar también. Trotar luego de la actividad física te ayudará a eliminar las reservas de ácido láctico en tus músculos.

Más galerías de fotos



Escrito por mark swedberg | Traducido por florencia prieto