Cómo entrenar en estado de cetosis

La cetosis, el estado dietario en el cual quemas ácidos grasos como fuente primaria de combustible en lugar del azúcar, presenta ciertas dificultades con respecto a los esfuerzos de entrenamiento. El glucógeno, que constituye el combustible preferencial para las contracciones musculares, permanece en una provisión escasa en caso de ausencia de carbohidratos en la dieta. Cualquier dieta baja en carbohidratos puede desafiar tu capacidad para entrenar; sin embargo, con algunas modificaciones, podrás ejercitarte con intensidad. Consulta a un profesional de la salud antes de comenzar cualquier dieta o programa de ejercicios.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Dextrosa o maltodextrina
  • Proteína de suero lácteo

Instrucciones

    Entrenamiento

  1. Levanta pesas en sesiones cortas e intensas.

    Levanta pesas en sesiones cortas e intensas. El entrenamiento de resistencia proporciona numerosos beneficios, incluyendo desarrollo muscular y pérdida de grasa; sin embargo, no requiere sesiones maratónicas. Si entrenas en el gimnasio por más de una hora, no lo haces de manera suficientemente intensiva.

  2. Entrena mediante series de repeticiones más cortas.

    Entrena mediante series de repeticiones más cortas. Mantén las series en 10 repeticiones o menos; y si esto significa que necesitas incrementar el peso, de igual modo selecciona una cantidad de peso que puedas controlar con seguridad. Si quieres más volumen, realiza más series. Esto te permitirá que tus reservas de glucógeno o azúcar mermadas se reconstituyan en forma ligera entre las series.

  3. Realiza una ejercitación cardiovascular intensa.

    Realiza una ejercitación cardiovascular intensa. Sostener un entrenamiento de resistencia a nivel de maratón sin carbohidratos es difícil en extremo. Si deseas correr tres millas, pero la falta de carbohidratos limita tu rendimiento, corre esa distancia mediante intervalos. Corre tan lejos como puedas, camina hasta que te recobres, luego continúa a tu ritmo de carreras normal. Esto puede duplicarse para cualquier forma de ejercitación cardiovascular.

  4. Come una pequeña cantidad de carbohidratos luego del entrenamiento.

    Come una pequeña cantidad de carbohidratos luego del entrenamiento. En este momento, el azúcar en sangre es sumamente bajo, y el organismo enviará los azúcares que consumas en forma directa a los músculos. Esto puede ayudar a reponer el glucógeno muscular que has quemado durante el entrenamiento. Lo ideal sería de 25 a 50 gramos de dextrosa o maltodextrina; sin embargo, comienza con sólo 25 g y determina el efecto en tu dieta.

  5. Consume una pequeña cantidad de proteína de suero láctea luego del entrenamiento.

    Consume una pequeña cantidad de proteína de suero láctea con los carbohidratos a continuación del entrenamiento. Además de quemar azúcar, el cuerpo descompondrá los aminoácidos durante el ejercicio. De acuerdo con un estudio de 2007 publicado en el "Journal of the International Society of Sports Nutrition", una combinación de proteína de suero lácteo y dextrosa mejora la recuperación y promueve el crecimiento muscular cuando se consume luego del entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por grey evans | Traducido por sofia elvira rienti