Entrenamientos para la línea pélvica

La línea de la pelvis se extiende desde la parte superior de las caderas hacia abajo a tu área de la ingle. Los entrenamientos que se dirigen a las estructuras musculares alrededor de la base de tu abdomen, caderas y muslos ayudan a poner de manifiesto la forma en forma de V de la línea de la pelvis. La reducción de la grasa de tu cuerpo también es esencial para revelar los músculos que forman la línea de la pelvis. Estos entrenamientos incluyen ejercicios de tonificación muscular, actividades de quema de grasa y ejercicios de escultura corporal total que hacen hincapié en los músculos de tu abdomen inferior.

Abdominal

Los ejercicios abdominales ayudan a desarrollar la línea de la pelvis. Las fibras inferiores de los músculos recto abdominal y oblicuos externos forman parte de tu línea de la pelvis. Los ejercicios que hacen que muevas las caderas hacia los hombros, como los levantamientos de piernas, son ideales para la activación del recto abdominal inferior, de acuerdo con un artículo de mayo de 2010 de T Nation por el especialista en fuerza y ​​acondicionamiento Bret Contreras. Los oblicuos responden a los movimientos que giran tu columna a la izquierda y la derecha, como los abdominales de torsión. Inclinarte hacia un lado en la cintura con una pesa en la mano opuesta también trabaja los oblicuos externos.

Caderas

Los entrenamientos que se dirigen a los músculos alrededor de la cadera ayudan a desarrollar tu línea de la pelvis. Los de flexión de la cadera, como los levantamientos con la pierna colgando, que implican el levantamiento de la parte superior de los muslos hacia el pecho, se dirigen a los músculos flexores de la cadera que se originan en la pelvis. Las aducciones cadera que mueven las piernas estiradas hacia adentro, hacia la línea media de tu cuerpo mientras estás de pie, se enfocan en los músculos que forman la parte superior del interior de tus muslos y se adhieren a la pelvis. Los ejercicios de abducción de la cadera, en los que hay que mover el muslo hacia el lado con las piernas estiradas, ayudan a desarrollar tu línea de la pelvis dirigiéndote a los músculos, como las tensor de la fascia lata y el sartorio.

Cardio

Los ejercicios cardiovasculares pueden ayudarte a trabajar tu línea pélvica mediante la reducción de la grasa de tu cuerpo. La actividad de baja intensidad, como caminar, quema 300 a 400 calorías por hora. Correr, nadar y montar en bicicleta queman alrededor de 600 calorías por hora. Los entrenamientos de remo y saltar a la cuerda queman entre 800 y 1.000 calorías por hora. Elige ejercicios de cardio con los que te sientas cómodo de realizar por lo menos 45 minutos. Según la Federación Nacional de Entrenadores personales tu cuerpo deriva mayor proporción de energía a partir de la quema de grasa durante los entrenamientos de cardio que duran de 45 a 60 minutos.

Levantamiento de pesas compuesto

Los entrenamientos de levantamiento de pesas compuestos ayudan a trabajar tu línea de la pelvis por la aceleración de tu metabolismo, lo que ayuda a quemar más grasa en el medio de cada entrenamiento. A diferencia de los ejercicios de aislamiento, que implican un solo movimiento de la articulación, los ejercicios compuestos maximizan la cantidad de tejido músculo afectado con múltiples articulaciones conjuntas. Los ejercicios compuestos, tales como sentadillas y levantamientos, son particularmente beneficiosos para tu línea de la pelvis, debido a que tus músculos abdominales trabajan duro para estabilizar estos movimientos. Una hora con ejercicios de levantamiento de pesas compuestos con un peso que puedes levantar por 20 a 25 repeticiones quema aproximadamente 1.000 calorías. Descansa hasta que tu pulso se reduzca a 125 latidos por minuto, o aproximadamente un minuto entre cada serie.

Más galerías de fotos



Escrito por miguel cavazos | Traducido por carlos alberto feruglio