Entrenamientos con una lesión de Aquiles

Lesionar tu tendón de Aquiles puede ser extremadamente doloroso. Tú utilizas mucho este grupo de tendones, por ejemplo, mientras estás de pie y caminas. Por lo tanto, una lesión puede ser especialmente inconveniente porque afecta casi todos tus movimientos. Después del período de recuperación inicial, quizás tengas que abstenerte de hacer ejercicios y deportes hasta que el tendón se haya curado completamente. Mientras tanto, los ejercicios de estiramiento pueden ayudar a mantener tu rango de movimiento antes de comenzar a hacer nuevamente ejercicios de bajo impacto. Consulta con tu médico para asegurarte de que estás listo.

Tiempo de recuperación

Durante las primeras 48 a 72 horas después de tu lesión, descansa tu tobillo completamente. Las lesiones del tendón de Aquiles generalmente son el resultado de un tobillo laminado que causa tensión o desgarros. Se puede volver dolorosa si la recurrente lesión no se cuida correctamente. Aplica la técnica RICE (Rest, Ice, Compression, Elevation - Descanso, hielo, compresas, elevación) hasta que busques atención médica en los primeros dos a tres días.

Ejercicios contraindicados

Dependiendo de la severidad de tu lesión, tu médico probablemente te diga que evites el ejercicio hasta que el tobillo se haya curado completamente, alrededor de seis a ocho semanas. Esto es así porque se puede producir una lesión mayor en los tendones antes de que se hayan curado llamada "tendinitis de Aquiles", una afección permanente y dolorosa donde los músculos y tendones en el tobillo se arquean de forma rutinaria. Es importante que le prestes atención a los consejos de tu médico relacionados con el ejercicio. Si tienes una tensión menos seria versus un desgarro doloroso, quizás puedas hacer ejercicios mucho antes.

Estiramiento de rehabilitación

Aunque no puedes hacer ejercicios durante el proceso de curación, estirar tu tobillo desde una posición sentado y parado, puede ayudar a rehabilitar la articulación y mantener el rango de movimiento. Los ejercicios de tobillo incluyen sentarte en una silla y deletrear el alfabeto en el aire con tu dedo grande o hacer puntas y flexiones con tu tobillo. Cuando estés listo para estar de pie, ubícate frente a una pared, a un pie. Apóyate con tu torno y coloca tus manos sobre la pared, manteniendo los pies apoyados en el suelo. Luego, camina hacia atrás con tu tobillo lesionado y presiona tu pie contra el suelo. Frena si el estiramiento se vuelve doloroso.

Ejercicio seguro


Cuando comiences a ejercitar nuevamente, prueba ejercicios que no hagan presión sobre tus tobillos, como andar en bicicleta.

Una vez que tu médico declara que estás completamente recuperado y que puedes volver a trabajar, comienza lentamente y acumula intensidad en la que estabas ejercitando antes de la lesión. Ejercitar demasiado podría hacer que vuelva la lesión y retardaría tu progreso. Inicialmente, prueba entrenamientos que no hagan tensión en tus tobillos como actividades aeróbicas en agua o ciclismo. A medida que tu tobillo se haga más fuerte, aumenta la intensidad de tu entrenamiento y agrega nuevamente tipos de ejercicios de impacto más alto a tu rutina.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por aldana avale