Entrenamientos para incrementar tu salto vertical

Mejorar tu salto vertical te puede ayudar en tu desempeño en casi cualquier deporte. En los deportes como el baloncesto y el voleibol, saltar más alto te puede ayudar a realizar más jugadas decisivas que pueden voltear el juego a favor de tu equipo. Incrementar el salto vertical puede también darte ganancia en el fútbol, soccer, tenis y béisbol. Además, un atleta que incrementa su salto vertical probablemente se volverá más confiado cada vez que pise una cancha.

Correr cuestas

Correr hacia arriba y abajo de cuestas puede desarrollar los músculos de las pantorrillas que juegan una parte clave en ganar altura en el salto vertical. Corre 60 pies cuesta arriba tan rápido puedas y 60 pies de bajada. Repite el ejercicio tres veces tan rápido como puedas. Correr cuesta arriba desarrollará fuerza explosiva mientras que el correr cuesta abajo mejorará tu equilibrio y técnica. A lo largo de su carrera, Jerry Rice, jugador de fútbol en el salón de la fama corrió por cuestas antes del campamento de entrenamiento anual. "Quería hacer todo lo posible para saltar tan alto como pudiera en las jugadas altas", dijo Rice. "Obtuve más de lo que esperaba y atribuyo al correr por cuestas que me ayudó a saltar más alto y correr más rápido".

Correr con paracaídas

Fija un paracaídas para correr a tu espalda para incrementar la fuerza ,velocidad y poder de tus piernas. Ve a un campo de fútbol o una pista y prepárate para correr a velocidad por 100 yardas. Al arrancar, sentirás un importante jalón en tu espalda. No te detengas o voltees. Corre tan fuerte puedas con el paracaídas creando resistencia. Al finalizar la carrera da vuelta y corre otras 100 yardas. Sin embargo, al llegar a la marca de las 50 yardas, presiona el botón para liberar el arnés. Esto creará una ráfaga de velocidad al dejar caer el paracaídas. Esta técnica puede también traducirse en habilidad mejorada para saltar.

Saltos en una pierna

Párate debajo del tablero de la canasta de baloncesto. Baja en sentadilla y salta tan explosivamente como puedas. En la parte superior de tu salto, golpea el tablero. Al descender, aterriza sobre tu pie dominante y vuelve a saltar de manera explosiva. Realiza esto 10 veces. Toma un descanso de 30 segundos y haz lo mismo saltando con el otro pie. La clave para realizar este ejercicio de manera efectiva es el de bajar en sentadilla cuando aterrices y volver a subir tan fuerte y alto como te sea posible.

Más galerías de fotos



Escrito por steve silverman | Traducido por glen boyd