Entrenamientos de fútbol para niños de 5 años

Los niños de 5 años brindan mucho entretenimiento, algunos sin intención, a sus entrenadores ya que se confunden sobre hacia qué arco correr o porque a veces olvidan que no pueden tomar la pelota con las manos. Haz entrar en calor a los chiquillos para que comiencen a pensar en el fútbol y en su práctica haciéndolos arrojar la pelota en el aire o recibir una arrojada por ti o un padre asistente. Los entrenamientos para este grupo etario deben ser simples y mantener a todos los niños involucrados, sin hacer filas de espera.

El volcán

Puedes hacer que los niños entiendan los cambios de dirección y las fintas con el ejercicio llamado "El volcán", sugerido por el entrenador de Maryland Jim Garland en el libro "Youth Soccer Drills". Marca un cuadrado de 20 x 20 yardas usando conos de plástico y desparrama en su interior discos de plástico o "volcanes", uno por jugadores, al azar. Diles a los niños que corran dentro del cuadrado cuando des la señal. Cuando se acerquen a un volcán, deben cambiar rápidamente de dirección para evitar quemarse con la lava. Demuestra que los jugadores deben flexionar una pierna ligeramente para cambiar de dirección rápidamente y propulsarse con el interior de ese pie. Muéstrales cómo exagerar el cambio de dirección y como amagar ir hacia un lado pero ir hacia otro.

Seguir al líder

Este ejercicio es incluso usado por los profesionales, pero también es lo suficientemente simple para niños de 5 años. Seguir al líder desarrolla las habilidades de regate sin la presión defensiva, señala Garland. Divide a los jugadores en dos filas de cuatro o cinco dentro del mismo cuadrado de 20 yardas. Cada jugador tiene su pelota. El primero de cada fila es el líder y debe moverse por todo el cuadrado. El resto de los jugadores deben seguirlo mientras llevan la pelota al pie. Cuando suenes el silbato, el último jugador debe empujar la pelota a un lugar a cinco yardas frente al líder, correr hacia allí y convertirse en el nuevo líder. La nueva última persona repite la carrera y así sucesivamente. Habla con los niños sobre las formas de controlar la pelota y de que cada fila use adecuadamente el espacio dado.

Dos arcos abiertos

El concepto de defensa y ofensiva comienza a aparecer en el ejercicio Dos arcos abiertos, recomendado por Sam Snow, director de entrenamiento en U.S. Youth Soccer. Arma dos equipos de tres jugadores cada uno dentro de un cuadrado de 15 yardas cuadradas. Coloca dos arcos de dos yardas de ancho, separados por 10 yardas, dentro del cuadrado más grandes. Un equipo ataca e intenta anotar goles en cualquiera de los arcos, en cualquier dirección, mientras el otro defiende. Ambos arcos son abiertos para que el juego fluya. Si el ejercicio parece difícil para niños de 5 años, dale una pelota a cada jugador y deja que la lleven y disparen en forma libre, sugiere Snow en “Coaching Youth Soccer".

Juego con dos pelotas

Ayuda a los niños a entender la importancia de la movilidad con el juego con dos pelotas, también sugerido por Snow. Arma un rectángulo de 8 x 10 yardas y divide a los jugadores en dos equipos de tres. Un equipo comienza con ambas pelotas y debe mantener la posesión pasando la pelota y regateando durante un minuto para ganar un punto. El otro equipo debe intentar defender y robar el balón del otro equipo. Después de un minuto, dale las pelotas al otro equipo.

Más galerías de fotos



Escrito por rogue parrish | Traducido por mariana palma