Entrenamientos corriendo para quemar grasa

Correr, en cualquier forma, ofrece un entrenamiento cardiovascular y quema grasa y requiere solo un par de calidad de zapatillas para correr. Una persona de 150 libras (68 kilos) puede quemar 300 calorías corriendo a un paso fácil de 12 minutos por milla (1,6 km) durante 30 minutos. Si ese paso se aumenta a seis minutos por milla, se quemarían 575 calorías. Para combatir el aburrimiento del entrenamiento, puedes cambiar tu rutina con tipos diferentes de entrenamientos para correr y quemar grasa. Habla con tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios.

Larga distancia lenta

Correr largas distancias lentamente, con frecuencia conocidas como carreras LSD, son exactamente lo que esperas que sean; largas distancias recorridas a paso lento. Tu paso debería ser lo suficientemente lento para que seas capaz de hablar sin perder el aliento, pero lo suficientemente rápido para seguir desafiando a tu sistema cardiovascular. Este entrenamiento debería durar entre 30 minutos y 2 horas. Conforme mayor distancia recorras, mayores adaptaciones de entrenamiento tendrá tu cuerpo. Mientras más tiempo corras, más calorías se quemarán, creando un déficit de calorías, lo que lleva a la pérdida de peso.

Entrenamiento por intervalos

El entrenamiento por intervalos involucra alternar ráfagas de actividades intensas con intervalos de actividades más ligeras que te permitan recuperarte. Esta técnica puede aplicarse a cualquier actividad pero es particularmente útil al correr. Éste método puede incorporarse durante tus carreras regulares o puedes hacer ejercicios sobre una pista de carreras. Durante tus carreras regulares, puedes simplemente poner atención a tu reloj. Corre a un paso más bajo del normal por un minuto y después aumenta tu paso a correr durante 30 segundos. Repite el ciclo por 20 o 30 minutos. Si prefieres una pista de carreras, puedes usar las distancias pre medidas. Por ejemplo, corre hasta la marca de 200 metros, camina los siguientes 100 metros, y después corre otros 200. Puedes elegir la distancia que te sea más cómoda. Realiza de cinco a 10 series de los intervalos que hayas elegido. De acuerdo con la Clínica Mayo, "cuanto más enérgicamente te ejercites, más calorías quemarás (incluso si aumentas la intensidad sólo por un par de minutos a la vez)".

Entrenamiento en colinas

Con el entrenamiento en colinas usas tu propio peso corporal como resistencia e incorporas aspectos del entrenamiento por intervalos. El entrenamiento en colinas mejora la fuerza y potencia de tus piernas y eleva el ritmo cardiaco. Encuentra una colina con una pendiente desafiante que te tome de 30 a 90 segundos subir a un paso moderado corriendo. Comienza desde la base y corre hacia arriba tan rápido como puedas. Una vez que llegues a la meta, da media vuelta y baja caminando. Repítelo de seis a ocho veces. Como el entrenamiento por intervalos, entrenar en colinas requiere ejercicio de alta intensidad, lo que dispara el ritmo cardiaco, llevando a la quema de calorías. Conforme más calorías quemes durante el ejercicio cardiovascular, más grasa perderás.

Más galerías de fotos



Escrito por jen weir | Traducido por arcelia gutiérrez