Entrenamientos de 10 minutos por la mañana

Envolverse en un entrenamiento completo de 30 minutos por la mañana puede ser una tarea difícil, especialmente cuando tienes una agenda muy ocupada. No tienes que hacer una rutina de 30 minutos completa - puedes dividirla en incrementos más pequeños de 10 minutos. Un entrenamiento rápido por la mañana te despierta, te ayuda a quemar grasa más eficientemente durante el día y te ayuda a lograr tus objetivos de perdida de peso.

Caminar

Haz una caminata de 10 minutos cada mañana antes del trabajo -- incluso puedes caminar al trabajo en lugar de conducir. Traza tu ruta y distancia antes, ya sea en el Internet o en auto. Si es posible, utiliza marcas como señales en la calle o paradas de autobús para marcar tu distancia. Intenta caminar cerca de una milla en 10 minutos. Para incrementar la intensidad de tu entrenamiento, camina en una pendiente o añade pliométricos como saltos o esquivamientos a tu rutina.

Mazo de cartas

Coloca una mazo de cartas completo por un lado de tu área de entrenamiento. Escoge tres ejercicios - uno para la parte superior de tu cuerpo, uno para abdominales y otro para la parte baja. Por ejemplo, puedes escoger flexiones, sentadillas y levantamiento de piernas. Ve por las carta una a la vez, haciendo cada ejercicio de acuerdo al valor de la carta. Haz el número mostrado en las cartas marcadas de dos a 10. Haz 15 repeticiones para las cartas con cara, 20 por los ases y 25 repeticiones por los jockers.

Salto de cuerda

El sitio web de la revista "Parents" apunta que puedes quemar hasta 110 calorías en sólo 10 minutos saltando la cuerda. Inicia estirando los músculos de tus piernas y trota en tu lugar por unos minutos. Aunque puedes hacer sólo el salto básico con tus pies juntos, puedes intentar embestir mientras saltas, haciendo jumping jacks, sentadillas, salto en una pierna, trotar en tu lugar o marchar.

Correr

No tienes porque correr por largos periodos de tiempo para cosechar los beneficios. Añade un impulso de intensidad a tu corrida matutina haciéndola en colinas empinadas, saltando de pie a pie cada tantos minutos, o corriendo escaleras o gradas hacia arriba y abajo. Puedes también incrementar tu zancada e intensidad corriendo sobre tus puntas. Acelera sobre las puntas de tus pies una corta distancia, luego corre normalmente por 15 segundos. Repite dos veces más.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por luis de la torre