Entrenamiento de velocidad y agilidad para el voleibol

La velocidad y agilidad son atributos importantes si eres un atleta de voleibol. Mientras que la importancia del entrenamiento de agilidad o el cambio de dirección es claro y ampliamente aceptado, el entrenamiento de velocidad clásico como las carreras de velocidad no es tan importante en el voleibol como lo es en otros deportes como el baloncesto. Sin embargo, muchos expertos en el acondicionamiento deportivo concuerdan que existe un lugar para algunos otros tipos de entrenamientos de velocidad para los jugadores de voleibol.

Velocidad del los pies en el voleibol

El tipo de velocidad de los pies en el voleibol está caracterizado por que el atleta es capaz de trasladarse rápidamente del punto A al punto B. Esto rara vez obliga a tomar mas de tres o cuatro pasos en cualquier dirección, por lo que el entrenamiento de velocidad a larga distancia no es muy funcional para el atleta de voleibol. En lugar de esto, los ejercicios de reacción que requieren que reacciones a un estimulo y moverte rápidamente son críticos. Los saltos (con una pierna o con las dos) y los saltos rápidos, como saltar la cuerda, son buenas formas de mejorar la velocidad de tus pies para el voleibol.

La velocidad contribuye al poder

El poder es extremadamente importante en el voleibol. Los remates, saltos y los servicios son ejemplos del uso del poder en el voleibol. El poder se puede definir como la combinación de fuerza y velocidad, por lo tanto incorporar un entrenamiento de velocidad específico a movimientos comunes en el voleibol, puede mejorar tu poder en el deporte. Puedes aumentar la potencia en la parte superior importante para golpear la pelota de voleibol a través de ejercicios específicos como lanzamientos de balón medicinal y flexiones pliométricas.

Agilidad

La agilidad en el voleibol requiere movimientos rápidos y algunas veces raros mientras ajustas tu cuerpo a la posición de la pelota durante el juego. De acuerdo con los autores Al Scates y Mike Linn, como jugador de voleibol, debes ser capaz de cambiar de dirección (algunas veces en el aire) en una fracción de segundo para ajustarte a la pelota. La agilidad en el voleibol o los ejercicios de movimiento deben ser moldeados después de lo que hayas experimentado durante el curso del partido. Por ejemplo, usa patrones de movimiento simples para mejorar tu agilidad, como los saltos laterales, saltos de reversa, así como movimientos complejos como los saltos cortos (que incluyen movimientos de patrones cortos desde múltiples ángulos)

Manténlo corto

Por que la mayoría si no es que todos tus movimientos en la cancha de voleibol son cortos, poderosos y rápidos, entrena de esa manera. Mantén tu entrenamiento de velocidad y agilidad breve ya que esto imita lo que vas a necesitar en la cancha.

Flexibilidad

De acuerdo con Scates y Linn, un aspecto oculto en el entrenamiento de la velocidad y agilidad es la flexibilidad. La flexibilidad no sólo mejora tu rango de movimiento, sino también tu poder y agilidad como resultado. Un estiramiento dinámico antes de tu práctica o partido, y un estiramiento estático después, es la receta solicitada por los expertos de condicionamiento deportivo.

Más galerías de fotos



Escrito por larue cook | Traducido por karly silva