Entrenamiento de rugby para velocidad y agilidad

El rugby es un deporte de contacto deportivo jugado por equipos de 15 que requieren grandes demandas físicas en sus participantes. El éxito en este deporte requiere de fuerza, potencia, rendimiento, agilidad y velocidad. Los jugadores de rugby pueden dividirse en dos grupos, forwards y backs. Los primeros son jugadores involucrados en los scrums y pueden aprender a combatir por la posesión de la pelota, mientras que los backs son los corredores y pateadores que llevan el juego hacia adelante para anotar. Ambos grupos se beneficiarán de un entrenamiento de velocidad y agilidad.

La velocidad en el rugby

Es extraño que los jugadores corran mucha distancia en línea recta durante un partido de rugby. La mayoría del movimiento hacia adelante está en oposición para que los jugadores deban luchar y tratar de pasar al equipo defensivo para anotar. Los movimientos hacia atrás, laterales y diagonales rápidos así como la habilidad de aplicar raptos de velocidad son tan importantes como poder correr rápidamente hacia adelante. Los jugadores deben poder acelerar desde un comienzo parados y se aplica un valor particular en las primeras 5 a 10 yardas luego de recibir la pelota. Correr en velocidad en rugby es muy diferente a correr en una pista de atletismo, ya que los jugadores deben chocar sus hombros contra los oponentes mientras llevan la pelota.

Desarrollando la velocidad para el rugby

La velocidad se puede desarrollar de varias maneras. Puedes realizar carreras en pendiente hacia abajo para aumentar la velocidad de paso y carreras colina arriba para desarrollar potencia. Correr contra una resistencia arrastrando un peso, utilizando un paracaídas o tirando a un compañero a través de un arnés especial también son métodos de entrenamiento comunes que desarrollarán tu velocidad de carrera. Para hacer ejercicios lo más específicos del deporte posible, mucho de tu entrenamiento de velocidad debería ser realizado mientras llevas, pasas y recibes una pelota de rugby.

Agilidad en el rugby

La agilidad describe tu habilidad de reaccionar al juego alrededor tuyo y moverte respectivamente. Luchar por una pelota perdida, pasarla en un derribamiento y esquivar a un oponente son todos ejemplos de agilidad en el rugby. La coordinación, las aptitudes, la coordinación de manos y ojos y la velocidad de respuesta son todos factores que desarrollan agilidad. En lo específico a los deportes, para mejorar el entrenamiento de agilidad en el rugby se deberían replicar los requisitos de un partido de rugby lo más posible.

Desarrollando agilidad en el rugby

Hay una variedad de equipos de entrenamiento que puedes utilizar para desarrollar tu agilidad. Correr alrededor de conos mejorará tu habilidad de correr en varias direcciones. Los ejercicios de carrera utilizando una escalera de velocidad pueden ser utilizados para desarrollar la velocidad de los pies y la coordinación. Saltar sobre caballetes bajos mejorará la condición de la parte inferior del cuerpo y las bolas de reacción, una pelota despareja que rebota aleatoriamente al ser lanzada, mejorarán la coordinación de manos y ojos y la velocidad de reacción. Los ejercicios de agilidad deberían ser lo más específicos para el rugby posibles como esquivar, derribar, atrapar y pasar en el entrenamiento de agilidad.

La periodización en el entrenamiento de Rugby

La velocidad y la agilidad en el entrenamiento normalmente se da luego de un trabajo de fuerza y acondicionamiento comenzando la temporada. Esto asegura que estés lo suficientemente en forma para las demandas de este tipo de entrenamiento. Aunque la carga física del entrenamiento de velocidad y de agilidad es bastante bajo, el énfasis está en la calidad en lugar de la cantidad, ambos tipos de entrenamiento se realizan a una intensidad máxima o casi máxima. Este tipo de entrenamiento es mejor en el período cercano a la temporada de juego principal ara asegurarte estar lo más en forma y listo posible para un período altamente competitivo.

Más galerías de fotos



Escrito por patrick dale | Traducido por sebastian castro