Entrenamiento con pesas posterior a un reemplazo de cadera

El entrenamiento con pesas debe realizarse gradualmente después de una cirugía de reemplazo de cadera. Esto ayuda a restablecer la actividad en los músculos alrededor de la cadera, así como a fortalecerlos y mejorar su resistencia. Después de un reemplazo de cadera, es muy probable regresar a un programa de entrenamiento con pesas (con algunas limitaciones). Sin embargo, consulta a tu cirujano antes de iniciar un programa de ejercicios.

Progreso

Debido al dolor y a la flexibilidad limitada después de la cirugía, no levantes pesas de inmediato. Puedes hacerlo durante las fases posteriores de la rehabilitación y continuar cuando te den de alta de la terapia física. Discute los objetivos de tu entrenamiento con tu médico y tu terapeuta físico para recibir recomendaciones y limitaciones específicas.

Frecuencia e intensidad

Con el visto bueno de tu doctor, puedes entrenar con pesas de dos a tres veces por semana. Tu condición física antes de la cirugía, el dolor, la fatiga y la edad juegan un papel importante en la frecuencia e intensidad del entrenamiento con pesas después de la cirugía de cadera. Cuando comiences los ejercicios de resistencia, puedes incluir en tu rutina dos o tres ejercicios con un bajo nivel de resistencia, haciendo una serie de 10 repeticiones. El aumento de la resistencia, el número de series y las repeticiones es variable, dependiendo de tu recuperación y de las recomendaciones del terapeuta. Evita los ejercicios de resistencia de alto impacto que puedan ocasionar una tensión excesiva en la articulación de la cadera.

Equipo y posiciones

Las máquinas de resistencia, las bandas de resistencia y las pesas en los tobillos se utilizan con frecuencia en tu rehabilitación. Una posición sentada o que no soporta peso puede ser más cómoda y estable. Ejercita tu capacidad para mantenerte de pie utilizando bandas de resistencia o pesas en los tobillos mientras sostienes una silla, un pasamanos o una encimera para apoyarte. Una vez que tu estabilidad mejore, usa mancuernas en posiciones que soporten peso, como las sentadillas. Las limitaciones de postura y movimiento incluyen doblar o flexionar la cadera a más de 90 grados y cruzar la pierna afectada más allá de la línea media del cuerpo, de acuerdo con el Patient Education Institute.

Ejercicios clave

Aunque el entrenamiento con pesas y los ejercicios de resistencia varían, normalmente se prescriben algunos ejercicios. La Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos recomienda realizar la extensión de cadera de pie y la abducción de cadera de pie con una banda de resistencia mientras te apoya en una silla. El Instituto Ortopédico Hays Medical Center también recomienda el uso de bandas de resistencia durante la extensión de rodilla sentado y flexión y pierna recta plantea. La prensa de piernas también se utiliza durante el entrenamiento de peso después de un reemplazo de cadera.

Más galerías de fotos



Escrito por hannah mich | Traducido por paulo roldan