Entrenamiento con pesas Paleo

Paleo se refiere al paleolítico, o la edad de piedra. En términos de acondicionamiento físico, un estilo de vida paleo se basa en los métodos de los hombres prehistóricos que se utilizaban para sobrevivir, incluyendo los tipos de alimentos que comían o manera que las actividades del día a día, como la caza y la recolección sirvieron para desarrollar, naturalmente, la fuerza y ​​la resistencia. El entrenamiento con pesas Paleo, o "entrenamiento del hombre de las cavernas", te lleva a ambientes naturales para tus entrenamientos.

Recoge cosas y apoya cosas

Para ganar fuerza, simplemente tienes que recoger objetos pesados. Ve a un parque o zona de recreación y encuentra un objeto bastante pesado, como una piedra o un tronco grande, para incorporar en tu entrenamiento. Un tronco puede ser utilizado para agregar resistencia a tus sentadillas, peso muerto o prensas por encima. Recoge una roca y llévala lejos, por ejemplo, 100 yardas (91,4 metros) por vez. Utiliza un viejo neumático de tractor para arrastrar por una colina o dalo vuelta una y otra vez en una carretera poco utilizada. Estos movimientos te ayudan a ganar fuerza y ​​resistencia.

Balancéate o tira algo

La base de un entrenamiento paleo se deriva de la realización de movimientos que utilizamos en la vida cotidiana. Ve al aire libre y balancea un martillo contra un viejo neumático de tractor para trabajar los brazos, la espalda y los oblicuos. Arroja grandes piedras en la medida que puedas en un campo utilizando una sentadilla y la técnica de lanzamiento de peso. Esto trabajará los brazos, las piernas y el pecho. Puedes diseñar una variedad de actividades que involucren arrojar piedras de diferentes formas y pesos que trabajarán todas las áreas del cuerpo.

Peso del cuerpo

Trabaja con tu propio peso corporal para realizar dominadas en una rama de árbol o en barras de mono o equipos similares en un patio. Haz flexiones desde diversos ángulos. Usa un banco del parque para realizar flexiones en inclinación y declive colocando bien las manos o los pies en el asiento, respectivamente. Encuentra cualquier acera o borde para realizar elevaciones de la pantorrilla. Los bancos también se pueden utilizar para hacer ejercicios de tríceps. Toma dos a tres pasos por vez para trabajar tus muslos y los isquiotibiales.

Consideraciones

Las posibilidades son ilimitadas para los tipos de ejercicios que puedes crear por ti mismo utilizando un concepto paleo porque siempre puedes encontrar algo que se puede incorporar a un entrenamiento de resistencia. En casa, manipula las latas de pintura o martillos para una variedad de movimientos. Los parques a menudo cuentan con elementos que se pueden utilizar para dominadas, flexiones, escalar o para desafiar tu equilibrio. Se creativo, pero asegúrate de que tus movimientos sean precisos para que no te hagas daño o a personas cercanas.

Más galerías de fotos



Escrito por nancy hart | Traducido por joaquín di toma