Entrenamiento de personas con obesidad mórbida para maratón

Cuando estás severamente obeso, generalmente por al menos 100 libras, se considera que padeces "obesidad mórbida". Si tienes este problema, corres un alto riesgo de problemas cardíacos, hipertensión, diabetes y cáncer. También tienes problemas para estar activo. Si te gustaría correr un maratón, primero debes analizar la calidad de tu salud. Sigue algunos pasos para hacer mejoramientos para poder entrenar y completar tu maratón elegido.

Obesidad mórbida

Tu índice de masa corporal mide la composición grasa de todo tu cuerpo. Un índice de masa corporal normal se encuentra entre 18,5 y 24,9. Cuando tu índice supera los 40, se considera que tienes obesidad mórbida. Esta afección es causada por una combinación de rasgos genéticos, actividad hormonal, hábitos de alimentación tanto en niños como en adultos. Debido a que esta tiene altos riesgos de salud, perder peso puede disminuir tu riesgo de sufrir cáncer, enfermedades cardíacas y diabetes. Disminuye la cantidad de calorías que consumes por día y aumenta la cantidad de ejercicio que haces para comenzar a quemar calorías y ayudar a perder las libras de más.

Entrenamiento para maratón

Cuando corres un maratón, recorrerás una distancia de 26 millas y 385 yardas. Para completar dicha distancia, deberás entrenar con anticipación para aumentar tu resistencia y mejorar tu entrenamiento físico. Hal Higdon, autora de "Marathon: The Ultimate Training Guide" (Maratón: la última guía de entrenamiento) recomienda entrenar por 18 semanas antes de tu maratón elegido. La parte más importante del entrenamiento para este es correr. Trotarás diariamente, tratando de mejorar tu tiempo y de aumentar tu distancia a medida que gradualmente construyes fuerza y resistencia. Con el curso de tu entrenamiento, tus músculos y pulmones se volverán más fuertes para que tengas la capacidad de correr todo el maratón sin cansarte o lesionarte.

Recomendaciones

Si tienes obesidad mórbida, probablemente tengas que perder peso antes de intentar correr un maratón. El entrenamiento puede ayudarte a perder libras pero quizás necesites mejorar tu ejercicio físico antes de comenzar un programa de entrenamiento. El National Institute of Health recomienda que comiences con poco y que vayas aumentando los entrenamientos a más largos e intensos. Comienza con caminatas o sesiones de natación por 30 minutos, tres veces por semana. Sigue entrenando para aumentar a 45 minutos, cinco veces a la semana. Con el paso del tiempo, puedes quemar más calorías andando en bicicleta, trotando o saltando a la soga. Una vez que hayas perdido peso y hayas mejorado tu resistencia física, comienza corriendo distancias cortas. Aumenta gradualmente la distancia y la rapidez con la que corres. Quizás tengas que entrenar por más tiempo en comparación con los que no tienen obesidad mórbida, pero con dedicación y carreras regulares, probablemente completes el maratón elegido.

Consideraciones

No comiences ningún entrenamiento o programa de entrenamiento para maratón sin consultar primero a tu médico. Debido a que padeces obesidad mórbida, corres un alto riesgo de lesiones. Tu médico te puede recomendar las técnicas apropiadas para comenzar tu entrenamiento de maratón de forma segura. Establece objetivos realistas con relación a lo que vas a correr en tu maratón elegido, para ayudar a alentarte y mantenerte dentro de tu plan. Los objetivos a corto plazo te ayudarán a mantenerte motivado y emocionado sobre mejorar tu entrenamiento físico para que puedas cruzar la línea final. Quizás puedas correr un maratón mientras estás obeso o con sobrepeso pero primero debes entrenar sin importar cuánto peses, para preparar tu cuerpo para el esfuerzo y ayudar a prevenir lesiones.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por aldana avale