Entrenamiento natural para el uso del inodoro

Normalmente, a los niños se les enseña a usar el inodoro después del primer año de edad, cuando tienen mayor capacidad de movimiento y pueden comunicar sus necesidades con palabras o gestos. Algunos padres usan otro método que comienza mucho antes en la vida de un niño: el entrenamiento natural, también conocido como "eliminación de la comunicación" o entrenamiento infantil para el inodoro. Los padres que emplean esta filosofía aprenden a identificar las necesidades y los hábitos de sus niños y comienzan a acercarlos a la taza del baño desde que tienen unos cuantos meses de edad.

Filosofía del entrenamiento natural en el retrete

Los defensores de esta práctica creen que aprender a usar el retrete se da de forma gradual, de la misma manera que el bebé aprende a rodar, a sentarse, a gatear y a caminar durante los primeros años de su vida. Aunque los bebés no saben hablar, se comunican mediante sonidos y utilizando su lenguaje corporal, incluso desde que son muy jóvenes. Si los padres aprenden a detectar estos signos, puede trabajar con su bebé para reconocer el momento en que deben ir al baño. Cuando el bebé es educado de esta manera, también comienza a aprender el proceso de la eliminación de desechos mientras su mamá o su papá lo sostiene sobre un receptáculo, en vez de hacerlo en un pañal. Los beneficios incluyen la eliminación de rozaduras o irritación por tener que usar pañales sucios, así como el ahorro por dejar de comprar pañales.

Cómo comenzar

Si estás interesado en intentar el método de entrenamiento natural, pon atención a los signos de tu bebé justo antes de orinar o de una evacuación intestinal. Puede gruñir, retorcerse, quejarse o llorar. Mantén a tu hijo cerca de un pañal, retrete u otro receptáculo y espera. Si se va, motívalo y bésalo. Si no se va, continúa con el entrenamiento. Si no estás seguro de las señales que da tu bebé, puedes llevarlo al inodoro con frecuencia, cuando despierta o inmediatamente después de comer.

Desventajas

Aunque muchas culturas alrededor del mundo han utilizado este método durante décadas, la mayoría de los padres de familia en Estados Unidos no lo utilizan. El entrenamiento infantil no tiene beneficios psicológicos o fisiológicos significativos, razón por la cual los padres optan por esperar hasta que sus hijos cumplan dos años de edad, aproximadamente. Algunas desventajas de este método incluyen el tiempo que debe destinarse en su implementación, así como el desorden que puede causar. La Dra. Andrea C.S. McCoy, MD en Temple Pediatric Care en Philadelphia, también ha expresado su preocupación acerca de los problemas que pueden surgir al presionar a un niño a ir al baño antes de estar listo, incluyendo la retención voluntaria de las heces, que ocasiona estreñimiento, la defecación inadecuada y la disfunción de vaciado, cita WebMD.

Aspectos a considerar

El entrenamiento natural no es para todos. Es mejor hablar con tu pediatra sobre sus ventajas y desventajas. Incluso si no puedes dedicar todo el día a este entrenamiento, podrías intentar dedicarle a tu bebé una hora de tiempo sin pañal, o escoger momentos específicos del día durante los cuales colocarás a tu hijo en el retrete. Lo más importante no es el entrenamiento en sí, sino educar a tu hijo de manera atenta y amorosa.

Más galerías de fotos



Escrito por dana tuffelmire | Traducido por paulo roldan