Entrenamiento de natación para jugadores de baloncesto

Los jugadores de baloncesto usan una variedad de músculos para jugar, incluyendo las piernas, espalda, abdominales y los músculos del brazo. Porque la natación es un ejercicio de cuerpo completo, entrar a la piscina es una manera eficaz de fortalecer y tonificar los músculos que se usan en la cancha. Además de su fortalecimiento y cualidades tonificantes, la natación es un ejercicio cardiovascular eficaz que ayuda a construir la resistencia jugadores.

Brazos

Los músculos de los brazos tienen un papel clave en el juego de baloncesto y se utilizan para realizar una variedad de tareas, incluyendo regates, pases y rebotes. Si bien el aumento muscular óptimo tiene lugar en una sala de pesas, también puedes realizarlo de manera efectiva en una piscina. Por ejemplo, nadando con la brazada de estilo libre pone los brazos en un movimiento circular alterno, impulsando tu cuerpo a través del agua con cada movimiento hacia abajo. Los bíceps y tríceps son músculos enfocados con este golpe. La brazada es una buena manera de centrarse en los músculos pectorales y de los hombros, mientras que la mariposa es una manera eficaz de trabajar los músculos laterales. No importa la carrera, la natación te llevará a un largo camino para mejorar tus habilidades de baloncesto.

Piernas

Los movimientos de pie y piernas adecuados, juegan un papel importante en cualquiera de los trazos utilizados para hacer largos y son un entrenamiento eficaz que te beneficiará durante un partido de baloncesto. En conjunto con los movimientos de los brazos adecuados asociados a cada tipo de movimiento de la natación, los pies y las piernas actúan como timones que ayudan a dirigir y propulsar tu cuerpo en la dirección correcta a través del agua. La carrera de estilo libre requiere que patees con las piernas mientras apuntas con tus dedos y das patadas cortas en movimientos hacia arriba y hacia abajo. La brazada requiere que dobles las rodillas hacia afuera y empujes los pies a la parte trasera de tu cuerpo mientras los brazos hacen un movimiento similar. Los movimientos de las piernas para el estilo mariposa son similares a las propuestos por la aleta de un delfín, que requiere que se doblen y pateen con las rodillas en movimientos cortos hacia arriba y abajo, mientras que los brazos hacen su tarea al empujar el agua.

Saltos de tijera

Mientras que las vueltas de la natación son una buena manera de mejorar y tonificar los músculos que usas para jugar al baloncesto, tus entrenamientos de piscina también incluyen muchas actividades que se realizan tradicionalmente en la tierra. Por ejemplo, los saltos realizados en agua proporcionan un nivel de resistencia que fortalece los músculos de una manera que no es posible en la tierra. Un salto de tijera en la piscina se realiza vadeando a una profundidad del agua a la altura del hombro. Con los pies apoyados en el suelo, dobla las rodillas y salta tan alto como puedas fuera del agua, para que las piernas salgan y las puntas de los pies y los brazos estén sobre la cabeza. Aterriza con las rodillas flexionadas y los pies separados, y luego repite 20 veces.

Estiramiento de todo el cuerpo

El estiramiento, en el agua es otra manera de mejorar tus entrenamientos de baloncesto en la pileta. Un estiramiento completo del cuerpo puede hacerse a cualquier profundidad y se lleva a cabo al enfrentar y agarrarse del lado de la piscina. Con los pies apoyados en la pared bajo el agua, dobla las rodillas y presiona tus pies contra la pared mientras inhalas y mantienes el agarre en el borde de la piscina. Al exhalar, mueva tus caderas hacia atrás hasta que tus rodillas estén ligeramente flexionadas. Estás en la posición correcta cuando tu pose se asemeja a una versión perpendicular de un toque del dedo del pie en tierra.

Más galerías de fotos



Escrito por lou martin | Traducido por franco castro