Entrenamiento para mujer para bajar de peso

Como mujer, es probable que no quieras desarrollar un físico musculoso y probablemente estés más interesada en tonificar y ponerte en forma. A medida que te pones más en forma con el entrenamiento del peso corporal, serás capaz de realizar más repeticiones de un ejercicio dado, pero ya que el peso que estás trabajando se mantiene constante, tus músculos se acondicionarán y definirán en oposición a ser más voluminosos.

Calentamiento

La preparación de tus músculos calentando antes de hacer ejercicio mejora el rendimiento y reduce el riesgo de lesiones. Un estudio publicado en la edición de agosto de 2006 del "Journal of Strength&ConditioningResearch;" sugiere que un calentamiento dinámico es más eficaz en la mejora de potencia y agilidad que un simple estiramiento. Prepara tu cuerpo para el entrenamiento principal, con unos 10 minutos de actividades tales como saltar, saltos de escaleras o trotar en el lugar antes de realizar movimientos de estiramiento para cada parte del cuerpo.

Parte superior del cuerpo

Los músculos de la parte superior del cuerpo se pueden dividir en dos grupos: los músculos que tiran y los músculos que empujan. Tus bíceps y los músculos de la espalda constituyen el grupo de tracción y pueden ser entrenados con pull-ups. Tus tríceps, pecho y músculos del hombro forman el grupo de empuje y pueden efectivamente trabajarse con flexiones. Realiza tantas repeticiones como puedas para dos series de cada ejercicio.

Piernas

Tus piernas se pueden dividir en tres grupos de músculos principales: los cuádriceps en la parte delantera de los muslos, los tendones de la corva en la parte posterior de los muslos y las pantorrillas. Orienta tus cuádriceps con sentadillas con las piernas abiertas, tonifica los músculos isquiotibiales con “goodmornings” (buenos días) y da forma a las pantorrillas levantando en cada pierna los dedos del pie. Estos ejercicios también incluyen los glúteos y los músculos de los muslos internos y externos. Realiza dos series de cada ejercicio hasta que te agotes.

Abdominales

Aunque tu base está a menudo engranada en ejercicios de peso corporal, los músculos abdominales aún se benefician de un entrenamiento aislado. Realiza abdominales y abdominales inversas para reforzar tu recto abdominal en la parte delantera de tu abdomen, y trabaja los oblicuos con curvas laterales y rotaciones de tronco. Concéntrate en sentir la contracción de tus músculos cuando entrenes tu área abdominal, y haz tantas repeticiones como puedas hasta que sientas una quemadura. Realiza dos series de cada ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por james connell | Traducido por héctor muñoz