Entrenamiento isotónico

El ejercicio isotónico consiste de movimientos utilizando una carga constante. La misma cantidad de resistencia se utiliza independiente de la velocidad o el movimiento que se utiliza durante el ejercicio. Al modificar el número de repeticiones, series y la intensidad de los ejercicios isotónicos, se puede construir un régimen de ejercicios a medida. Antes de iniciar un programa de resistencia, sin embargo, consulta a un médico.

Entrenamiento isotónico

Los movimientos isotónicos implican la contracción y acortamiento de los músculos y puede mejorar el rendimiento en muchos deportes y actividades del día a día. Estos ejercicios tienen muchos beneficios fisiológicos y físicos, como el aumento de la tensión ósea y la energía en general y promover la pérdida de peso. El levantamiento de pesas hace que tus huesos soporten una tensión mayor de lo que normalmente estás acostumbrado, lo que resulta en más minerales que se depositan en los huesos y una mayor densidad ósea en general. El aumento de la masa muscular obtenida del entrenamiento isotónico también ayuda a tu cuerpo a quemar grasa.

Ventajas

El ejercicio isotónico promueve el desarrollo de la resistencia muscular, el tono muscular y la fuerza muscular. Estos movimientos también han demostrado mejorar la fuerza de los tendones y los ligamentos, lo que ayuda a prevenir lesiones, mejorar la postura y desarrollar la estabilidad articular. También puede minimizar la posibilidad de experimentar el dolor de espalda o artritis siguiendo un régimen de entrenamiento isotónico. La formación isotónica ayuda a fortalecer el músculo a través de una gama de movimientos. Es también más fácil elegir los ejercicios específicos del deporte que imitan los movimientos en el deporte de tu elección.

Desventajas

Una desventaja principal de los movimientos isotónicos es que tus músculos se vuelven bastante inflamados durante y después del ejercicio debido al estrés sufrido durante el acortamiento. Puede que tengas que sacar un mayor tiempo entre sesiones de entrenamiento isotónico, lo que retrasa su progreso. Otro inconveniente es que el músculo se fortalece más en el punto más débil de la acción en lugar de manera uniforme a través de todo el movimiento, es decir, el tiempo durante el cual los músculos se fortalecen de manera óptima es limitado.

Otras formas de entrenamiento

Los movimientos isocinéticos implican una contracción muscular y acortar a una velocidad constante. El entrenamiento isocinético es la manera más rápida de aumentar la fuerza muscular, sino que requiere el uso de equipos especiales para detectar la velocidad a la que un músculo se contrae y acorta. Los movimientos isométricos, como el ejercicio de tablón, no implica movimientos de la articulación. El(los) músculo(s) simplemente contratos, lo que ayuda a aumentar la resistencia estática.

Más galerías de fotos



Escrito por ryan biddulph | Traducido por blas isaguirres