Entrenamiento de intervalos para pérdida de peso en mujeres

Los deportistas que buscan sacar más provecho de sus entrenamientos no necesitan ir mucho más allá del entrenamiento por intervalos. Los aumentos de velocidad durante este tipo de entrenamiento provoca la toma de más oxígeno, aumentando el ritmo cardíaco y el metabolismo después del ejercicio. Aunque correr al mismo paso firme por determinada cantidad de tiempo tiene beneficios cardiovasculares, el entrenamiento por intervalos puede ayudarte a quemar más calorías y grasa en menor tiempo.

Básicos del entrenamiento por intervalos

El entrenamiento por intervalos puede describirse sencillamente como periodos de actividad seguidos por periodos de descanso. Alternar velocidades rápidas y lentas durante tu entrenamiento resulta beneficioso, no sólo para quienes quieren mejorar su condición física, sino también para aquellos que buscan perder peso. Aunque este tipo de entrenamiento se realiza principalmente en una caminadora, los intervalos también pueden incorporarse a entrenamientos elípticos, ciclismo y natación.

Beneficios de la pérdida de peso

Uno de los principales beneficios del entrenamiento por intervalos es la alta quema de calorías. Al correr al mismo paso por una hora se quemarán alrededor de 100 calorías, y sólo se necesitan 30 minutos de entrenamiento por intervalos para quemar la misma cantidad. El beneficio extra de correr con intervalos es que tu metabolismo se acelerará por mayor tiempo después de haber terminado tu entrenamiento. Continuarás quemando calorías durante el día. Cuando se trata de perder peso, debes quemar más calorías durante el día de lo que consumes, y el entrenamiento por intervalos te ayuda a lograrlo.

Intervalos caminando

Incluso aquellos que odian el acondicionamiento pueden usar un entrenamiento por intervalos en el día, solo necesitas una caminata. En vez de sólo caminar a la misma velocidad, usa unos pocos intervalos para un entrenamiento completo de 30 minutos. Después de una caminata tranquila de cinco minutos para calentar, acelera el paso cómoda, pero rápidamente, de modo que puedas mantener una conversación sin que te falte respiración. Después de un minuto, aumenta tu paso aún más a una caminata rápida, donde no puedas sostener una conversación. Sigue a este paso por 30 segundos antes de volver al paso inicial por un minuto. Continúa alternando estos intervalos por un total de 30 minutos.

Intervalos corriendo

Conforme tu condición mejore, cambia de intervalos caminando a intervalos corriendo. Después de un calentamiento de cinco a 10 minutos, comienza tus intervalos trotando. Este trote debería ser un paso cómodo que te permita correr por al menos 30 minutos. Trota por un minuto y después aumenta el paso para una carrera rápida. Corre por 30 segundos antes de volver al paso de trote. Repite estos intervalos para un total de 30 minutos. Si en cualquier momento los intervalos se vuelven demasiado, desacelera tu paso o cambia a caminatas rápidas hasta que recuperes el aliento.

Más galerías de fotos



Escrito por kaitlin condon | Traducido por arcelia gutiérrez