Entrenamiento por intervalos de aeróbics en agua

El ejercicio acuático , que es también llamado aeróbics en el agua , antes estaba asociado a programas de acondicionamiento físico de alto nivel, ejercicios prenatales y rehabilitación de lesiones. Como métodos de entrenamiento, el ejerciccio acuático ganó sofisticación, los atletas y los entusiastas del entrenamiento se abrieron paso en la piscina. La Aquatic Exercise Association creó un programa denominado Innovative Aquatic Intervals, que alterna períodos de intenso trabajo con períodos de recuperación activa.

Beneficios acuáticos

Las fuerzas de flotación de agua proporcionan un efecto de amortiguación que protege a los músculos, las articulaciones y los huesos de los impactos de la actividad física. Esto no significa necesariamente que sea menos eficaz. Según explica el fisiólogo del ejercicio de la University of New Mexico Len Kravitz, el agua es 800 veces más densa que el aire y facilita un gran gasto energético, con un riesgo mínimo de energía. Kravitz revisó los estudios de investigación relacionados con las diversas formas de ejercicios en el agua e informó que las actividades aeróbicas que utilizan los brazos y las piernas en agua a la altura del pecho implica un aumento significativo en el gasto de energía.

Entrenamiento por intervalos

El entrenamiento por intervalos puede aumentar la capacidad de quemar grasas. En un estudio hecho en septiembre de 2006 publicado en el "Journal of Applied Physiology", Jason L. Talanian y su equipo de investigación hicieron un experimento que incluyó pedalear en máxima velocidad en una bicicleta fija durante 30 segundos , y luego pedalean lentamente durante cuatro minutos. Después de dos semanas de entrenamiento por intervalos, los sujetos duplicaron su resistencia general y el aumento de toda su oxidación de grasa corporal en un 36 por ciento.

Tecnicas innovadoras de intervalos en agua

Un programa Innovador de intervalos en agua típico combina un minuto de ejercicio aeróbico intenso en agua con dos o tres minutos de recuperación, pero para atletas olímpicos de adapta en tres minutos de trabajo de alta intensidad y un minuto de descanso activo, según explica la instructora acuática Ruth Sova. Ella sugiere trabajar en agua a profundidad de la cintura, a una temperatura de 80 a 82 grados F. Se advierte contra la realización de movimientos demasiado rápidos. En su lugar es recomendable aumentar el rango de movimiento del ejercicio y el uso de grupos de músculos más grandes.

Trabaja con ejercicios por intervalos

Un ciclo de intervalo consiste en una combinación de una baja intensidad y una serie de alta intensidad. La mayoría de los programas de intervalos en agua tienen de seis a nueve ciclos. El programa comienza con cinco minutos de ejercicio aeróbico moderado en la piscina, que puede incluir saltos, correr en círculo y elevamientos de piernas cruzando la mano opuesta al pie opuesto. Los segmentos de trabajo incluyen saltos de tipo pliométrico, que implican aterrizar con las rodillas dobladas profundamente. Las carreras de neumáticos simulados a través de la piscina es otro ejercicio, con el cual debes mantener las piernas hacia fuera y como si se ejecutara a través de neumáticos. Las carreras de "aguas bravas" utilizan movimientos de brazos rápidos detrás del cuerpo. Aquí debes correr tan rápido como sea posible para crear una turbulencia, añadiendo resistencia a la sesión de ejercicios. Los movimientos de esquí de fondo y los saltos aterrizando con los pies juntos, son otros ejemplos.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa mercer | Traducido por sebastian castro