Entrenamiento de intervalo y nutrición

El entrenamiento de intervalo combina varios tipos de ejercicios con estallidos periódicos de actividad alternando con períodos de descanso donde el nivel de intensidad se reduce de alto a bajo. El entrenamiento de intervalos también incluye al cuerpo alternando entre aeróbica, usando oxígeno para completar las actividades, como correr, caminar, bailar, entre otras cosas, y anaeróbica, sin usar oxígeno para completar las actividades, como saltar, levantar pesas o hacer carreras de velocidad. El entrenamiento de intervalo exitoso también requiere un nutrición adecuada para asegurar que tu cuerpo tenga el glucógeno suficiente para hacer lo que le pides.

Nutrición para la tarea en cuestión


Mujer bebiendo agua de una botella.

El entrenamiento de intervalo, especialmente el entrenamiento de intervalo de alta intensidad (HIIT o high intensity interval training) usa el glucógeno almacenado así como también los carbohidratos que ingieras antes de tus ejercicios. Alimenta a tu cuerpo para la tarea en cuestión con una sincronización adecuada para tu nutrición. Prepara tu cuerpo para el entrenamiento comenzando dos o tres horas antes. Come una comida liviana que provea la energía que necesitas para un ejercicio exitoso. Una mezcla de bebidas conteniendo grasas bajas o un lácteo descremado y frutas es una buena combinación de alimentos con un alto contenido de carbohidratos y proteínas moderadas que potenciarán tu ejercicio de intervalo; esto es un bol de cereal con leche baja en grasas.

Nutrición post ejercicios


Pollo grillado con pastas, brócoli y salsa de ajo.

Después de haber eliminado el combustible de tu cuerpo con tu ejercicio de intervalos, la reposición de las reservas de glucógeno, de carbohidratos y proteínas, es crucial para que tu cuerpo tenga la habilidad de recuperarse. En los 30 minutos a 2 horas de completar el entrenamiento de intervalos, come una comida que consista de carbohidratos y proteínas con un balance 4-1 de nutrientes para reemplazar los que perdiste durante tu entrenamiento de intervalos. No te olvides reponer los fluidos periodos también. Mata dos pájaros con una piedra: haz un batido con polvo proteico y frutas frescas. Los fluidos son reemplazados, 24 onzas por cada libra perdida al ejercitar, mientras que los carbohidratos y las proteínas recargan tu sistema.

Más galerías de fotos



Escrito por rhonda alexander, ms, ma, cft | Traducido por nuria banus