Entrenamiento de fuerza para pacientes con esclerosis múltiple

Un estimado de 2,5 millones de personas sufren de esclerosis múltiple en el mundo, afirma la Multiple Sclerosis International Foundation.

Un estimado de 2,5 millones de personas sufren de esclerosis múltiple en el mundo, afirma la Multiple Sclerosis International Foundation.

La esclerosis múltiple (MS por sus siglas en inglés) es un trastorno del sistema nervioso que interfiere con el funcionamiento adecuado de tus células nerviosas. La MS enlentece u obstruye por completo los mensajes entre el cerebro y tu cuerpo, lo que puede resultar en debilidad muscular, adormecimientos, problemas de coordinación y disturbios visuales. La causa de la esclerosis múltiple es desconocida y a la fecha, no existe cura conocida. El fortalecimiento de los músculos junto con otras formas de terapia física puede ayudar a manejar los síntomas de la MS.

Consideraciones

Las mujeres son diagnosticadas con esclerosis múltiple con más frecuencia que los hombres. La mayoría de los casos son leves, pero algunos pacientes pueden perder su habilidad de caminar, hablar y escribir. La falta de actividad física en los pacientes con esclerosis múltiple puede debilitar los músculos, reducir la densidad ósea e incrementar el riesgo de enfermedad coronaria, explica la National Multiple Sclerosis Society. Los ejercicios indicados toman en cuenta las habilidades y limitaciones, y pueden ayudar a controlar los síntomas de la MS. Las rutinas de ejercicios pueden tener que alterarse o cambiarse a medida que cambian los síntomas.

Más fuerza muscular

El levantamiento de pesos puede mejorar la fuerza muscular y la calidad de vida de pacientes con MS, de acuerdo con un estudio publicado en diciembre de 2004 en "Multiple Sclerosis": Los investigadores hallaron que ocho pacientes con MS reportaron tener músculos más fuertes luego de un entrenamiento de fuerza de 8 semanas con equipos de gimnasio tradicionales. Generar músculo también puede disminuir la fatiga. La fatiga es el síntoma más común y debilitante de la MS, explica Penn State Hershey. Las máquinas de pesos y pesos libres como mancuernas y barras son las herramientas convencionales para ejercitar. Las flexiones de brazos (push-ups), dominadas (pull-ups), abdominales (abdominal crunches) y sentadillas (leg squats) son ejemplos de ejercicios para desarrollar la fuerza que no requieren de ningún equipamiento.

Disminución de la progresión de los síntomas

El entrenamiento de fuerza puede retrasar los efectos degenerativos de la esclerosis múltiple. Un estudio publicado en abril de 2009 en el "International Journal of Sports Medicine" concluyó que los entrenamientos de resistencia moderados son una terapia que promete retrasar el deterioro funcional en muchos pacientes con esclerosis. El estudio involucró a 13 pacientes con MS de edad media. Los ejercicios para desarrollar la fuerza también pueden proteger tus articulaciones de lesiones y promover un mejor equilibrio. Los problemas de equilibrio y de coordinación son a menudo síntomas de la esclerosis múltiple.

Resumen

Participar en un programa de terapia de mantenimiento durante los períodos de remisión puede ayudar a los pacientes con esclerosis múltiple a mantener una condición física óptima, de acuerdo con la Fundación Internacional de Esclerosis Múltiple. Además de desarrollar la fuerza, los ejercicios de estiramiento y coordinación están recomendados. La relajación y meditación también pueden ser útiles. Algunos pacientes con MS reportan que han mostrado resultados positivos con un tratamiento de acupuntura. Un terapeuta físico puede ayudar a los pacientes con esclerosis múltiple a crear un programa de ejercicios bien balanceado.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por mike tazenda