Entrenamiento de fuerza para niños de cinco años de edad en el hogar

A la edad de cinco años, la mayoría de los niños encuentran a los juguetes y nuevos amigos mucho más interesantes que los músculos grandes. De hecho, muchos adultos pueden incluso considerar el entrenamiento de fuerza como una actividad innecesaria a esta temprana edad. Sin embargo, incluir ejercicios de fortalecimiento suaves en la rutina semanal de un niño puede beneficiar su salud y resistencia física tremendamente. Cuando se realiza de forma segura, el entrenamiento de fuerza para los niños de cinco años en el hogar puede ser fácil y benéfico.

Recomendaciones

Junto con al menos de 30 a 60 minutos de ejercicio aeróbico al día, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades recomiendan que los niños y adolescentes participen regularmente en las actividades de entrenamiento de fuerza. De hecho, el CDC recomienda que los niños incluyan actividades tanto de fortalecimiento muscular como óseo en su rutina diaria, al menos, tres días a la semana. Para lograr resultados exitosos, cada sesión de fortalecimiento muscular y de fortalecimiento de los huesos debe ser de al menos 20 a 30 minutos de duración.

Beneficios

Cuando se hace de manera segura, el entrenamiento de fuerza puede tener una variedad de efectos benéficos sobre la salud de tu hijo. Junto con el fortalecimiento de los músculos y los huesos, estos ejercicios ayudan a proteger las articulaciones del cuerpo de una lesión. El entrenamiento de fuerza regular también puede aumentar el metabolismo, regular la presión arterial, bajar los niveles de colesterol y mantener un peso saludable. Muchos niños incluso encuentran que el entrenamiento de fuerza mejora notablemente su rendimiento en otros deportes y actividades, desde el béisbol hasta el ballet.

Seguridad

Aunque los ejercicios de entrenamiento de fuerza puede ser benéficos para los niños de cualquier edad, una página web recomienda que los niños menores de ocho años eviten el uso de pesas o bandas de resistencia. En lugar de estas, los niños menores de ocho años sólo deben utilizar su propio peso corporal como resistencia para las actividades de entrenamiento de fuerza. A lo largo de cada ejercicio, los niños deben centrarse en el uso de la forma adecuada y la técnica para evitar lesiones. Además, es necesaria la supervisión de adultos, mientras que un niño de cinco años de edad participa en actividades de fortalecimiento de músculos o huesos.

Ejercicios caseros

Al desarrollar una rutina de entrenamiento de fuerza para niños de cinco años de edad en el hogar, es importante elegir actividades que sean apropiadas para la edad del niño. De hecho, el CDC reconoce que la mayoría de los niños pequeños no necesitan ejercicios de fortalecimiento muscular formales utilizados por los adultos, tales como el levantamiento de pesas. La mayoría de los niños pequeños reciben suficientes beneficios de entrenamiento de fuerza a través de actividades sencillas como gimnasia, trepar árboles, saltar la cuerda y subir en un trepador. Las actividades adicionales de entrenamiento de fuerza adecuadas a la edad incluyen flexiones, sentadillas y abdominales.

Consideraciones

Antes de iniciar una rutina de entrenamiento de fuerza para tu hijo, consulta a tu médico. Después de un examen físico, el médico puede determinar si tu hijo está sano y lo suficientemente fuerte como para ejercicios de entrenamiento de fuerza. Si tu hijo experimenta dolor o malestar excesivo durante el entrenamiento, debe cesar de inmediato. Las distensiones musculares se encuentran entre las lesiones más comunes que se experimentan durante las actividades de entrenamiento de fuerza. Si tú o tu hijo sospechan de una lesión, busca atención médica.

Más galerías de fotos



Escrito por krista sheehan | Traducido por esteban arenas