El entrenamiento en la elíptica y los desgarres en los meniscos

Los desgarres de menisco suelen ocurrir con las fuerzas de torsión o el desgaste degenerativo en la rodilla. Algunos pueden sanar por sí solos con reposo y tratamiento. Otros, causados por un trauma importante en la rodilla, pueden requerir la reparación o la eliminación quirúrgica. El movimiento en la entrenadora elíptica es de bajo impacto que no tuerce los miembros del cuerpo y puedes hacerlo para rehabilitación de un desgarre dependiendo de la gravedad de la lesión o las instrucciones de tu médico después de la cirugía.

Diagnóstico

Una resonancia magnética permite a tu médico ver el menisco y determinar el mejor curso de acción para el tipo de desgarre. El tratamiento conservador de un desgarre menor incluye hielo, compresión y medicamentos para reducir la hinchazón y el dolor. Uno más severo puede requerir el recorte de la parte rota o la extracción completa del menisco dañado. Si el menisco se debe quitar, el médico puede realizar un trasplante de menisco o el implante de colágeno.

Posterior a la lesión

El ejercicio en la máquina elíptica es una actividad que puedes desempeñar si tu desgarre de menisco es menor y no te duele. En un artículo publicado en 2007 en Medicine and Science in Sports and Exercise, los investigadores encontraron que el entrenamiento en la máquina elíptica proporciona un eficaz ejercicio con una combinación de movimiento entre caminar y hacer ciclismo y un reducido impacto en las piernas; sin embargo, se recomienda que haya buena movilidad articular en las rodillas, estabilidad y fuerza muscular antes de usar una máquina elíptica.

Posterior a la cirugía

El objetivo de la rehabilitación después de la cirugía de menisco es restaurar el rango de movimiento, fuerza y ​​resistencia. Tu rodilla puede ser inmovilizada durante varios días después de la cirugía, pero los ejercicios de fortalecimiento y flexibilidad deben comenzar poco después. El ejercicio en la elíptica puede ser recomendado por tu fisioterapeuta o un entrenador atlético como parte de un programa de rehabilitación integral debido a su naturaleza de bajo impacto y la capacidad de trabajar la rodilla en varias gamas de movimiento, con o sin resistencia.

Consideraciones

Puede ser que no sientas dolor con un desgarre de menisco, según el National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases. El ejercicio en la entrenadora elíptica es aceptable sólo si tienes un desgarre menor y no hay dolor; sin embargo, los probables desgarres que ocasionan dolor moderado a grave deben ser diagnosticados por un médico. Si hay hinchazón y dolor al ponerte en cuclillas o bloquear las rodillas, el ejercicio en la elíptica y las actividades en las que tienes que levantar cosas pesadas se deben suspender hasta una nueva evaluación.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon brunner | Traducido por maria del rocio canales