El entrenamiento deportivo vs. la fisioterapia

Si bien los entrenadores deportivos y los fisioterapeutas trabajan con personas que han sufrido lesiones deportivas, las similitudes entre las dos carreras terminan ahí. Los entrenadores y fisioterapeutas tienen diferentes educaciones, certificaciones y ambientes de trabajo. Si estás considerando una carrera en uno de estos campos, aprende sobre lo que las distingue para ayudarte a tomar la mejor decisión para tu futuro.

Definiciones

Según el sitio DegreeDirectory.org, los entrenadores deportivos son profesionales de la salud que ayudan a los atletas y a otras personas físicamente activas a prevenir y reconocer lesiones relacionadas con la actividad física. Siendo un entrenador deportivo trabajas con los atletas para que manejen y rehabiliten las lesiones deportivas agudas. Los fisioterapeutas le ayudan a los pacientes a desarrollar, recuperar y mantener el movimiento y la función física. Siendo un fisioterapeuta trabajas con personas de todas las edades y niveles de condición física con lesiones y enfermedades crónicas o agudas.

Requisitos educativos

Los entrenadores deportivos y los fisioterapeutas requieren de diferentes educaciones. Un entrenador deportivo debe tener un título de licenciatura de un programa acreditado y aprobar un examen de certificación. De acuerdo con la National Athletic Trainer Association, alrededor del 70% de los entrenadores deportivos continúan su educación a un nivel de maestría. Los requisitos del curso para un entrenador deportivo son primeros auxilios, evaluación de daños y análisis, anatomía, fisiología, nutrición y bio-mecánica. Un fisioterapeuta debe tener un título universitario y un grado avanzado de un programa de terapia física acreditada. Un fisioterapeuta necesita clases de anatomía, kinesiología, farmacología, neurociencia, diagnósticos de salud, química, biología, física, y de crecimiento y desarrollo humano.

Ambientes de trabajo

Siendo un entrenador deportivo, se trabaja sobre todo en el entorno deportivo con personas físicamente activas. Puedes considerar una inserción laboral en una preparatoria, un colegio, en el atletismo universitario y en clínicas de medicina deportiva. Los entrenadores deportivos altamente educados con grados avanzados pueden trabajar con equipos deportivos profesionales, aunque estas oportunidades son raras. Como fisioterapeuta, se trabaja en un entorno clínico con personas que requieren tratamiento para lesiones, dolencias y enfermedades crónicas. Los pacientes son de todas edades, desde bebés hasta ancianos. Puedes encontrar oportunidades laborales en hospitales, clínicas, consultorios médicos y centros de terapia física.

Trabajo del entrenador deportivo

Las posiciones para entrenadores deportivos a menudo requieren de largas horas de trabajo, e incluyen el estar disponible en las noches y los fines de semana para los entrenamientos y juegos del equipo. Tú pones las cintas, los vendaje y refuerzas a los atletas para la prevención de lesiones y su rehabilitación. Los empleadores requieren que coordines y lleves a cabo la rehabilitación física de los atletas. A menudo, los entrenadores deportivos estudian, evalúan y recomiendan nuevas técnicas y equipo. Por lo general, eres el primero en la escena de una lesión deportiva y consultas con un médico el diagnóstico y tratamiento del atleta. El entrenador deportivo es responsable de la gestión y mantenimiento de la sala de entrenamiento. Necesitas estar físicamente en forma para doblarte, levantarte, agacharte y correr.

Trabajo de un fisioterapeuta

Los fisioterapeutas tienen horarios de oficina más habituales que los entrenadores deportivos; requieren un nivel de condición física que permita la manipulación y el levantamiento de los pacientes. Como fisioterapeuta trabajas en forma individual con los pacientes durante períodos de semanas a meses. Los fisioterapeutas desarrollan y ejecutan los ejercicios que ayudan a mejorar el rango de movimiento del paciente, la fuerza muscular, la coordinación, la resistencia y la motricidad, de acuerdo con el sitio PhysicalTherapist.com. Las herramientas que puedes utilizar son los masajes, el calor o la hidroterapia, los ultrasonidos y la simulación eléctrica.

Más galerías de fotos



Escrito por tina hatcher, ms, cpt | Traducido por ana karen salgado beltrán