Entrenamiento del pecho usando el peso corporal

No tienes que salir a comprar una gran cantidad de equipo costoso o inscribirte en un gimnasio para desarrollar ese grueso pecho definido que siempre has querido. Usando la fuerza de la gravedad, tienes todo el equipo que necesitas. Hacer ejercicio con el peso del cuerpo como resistencia puede ayudarte a desarrollar la fuerza muscular y la definición en casa. El secreto está en levantarte del sofá y ¡empezar a moverte! Asegúrate de parar y consultar con tu médico si presentas dolor intenso al realizar cualquiera de estos ejercicios.

Flexiones

La página web ExerciseGoals.com llama la verdadera y probada flexión "el mejor" ejercicio superior del cuerpo para construir fuertes brazos, pecho y los músculos del hombro. Comienza acostándote y apoyando el peso del cuerpo sobre las puntas de los pies y las manos. Asegúrate de que tus manos están colocadas debajo de tus hombros y están un poco más ancho que el ancho de los hombros. Aprieta tus músculos de la base para formar una línea recta entre los hombros, las caderas, las rodillas y los tobillos. Dobla ambos brazos al mismo tiempo y reduce el peso del cuerpo hacia el piso, deteniéndote cuando el pecho esta cerca de una pulgada del suelo. Haz una pausa por un segundo y luego estira los brazos para volver a la posición inicial. Repite hasta que te agotes.

Flexión hindú

Este ejercicio parte de una posición similar a la flexión común, pero en lugar de mantener una línea recta desde los hombros hasta los tobillos, comienza con el trasero en el aire. Baja tu cuerpo como si se tratara de una flexión regular, pero en lugar de bajarte directamente hacia el suelo, bucea un poco hacia delante con la cabeza y el pecho moviéndose hacia adelante, mientras bajas el trasero hacia el suelo. Continua la reducción de tu cuerpo hasta que el pecho este muy cerca del piso, a continuación, levanta la cabeza y el pecho, mientras tus caderas casi tocan el suelo. Mantén esta posición durante un segundo y luego invierte el movimiento para volver a la posición inicial.

Flexión con los pies en la pared

Este ejercicio comienza desde una posición similar a la flexión mencionada anteriormente, pero en lugar de descansar sobre las puntas de los pies, utiliza tu pecho y músculos de la base para colocar los pies en una pared a dos metros del suelo. Asegúrate de que existe una línea recta desde los tobillos hasta los hombros y dobla los brazos para bajar tu cuerpo a la tierra sin dejar de pulsar de nuevo para mantener los pies en la pared. Para cuando el pecho este aproximadamente a una pulgada de la tierra y usa los músculos de su pecho, hombros y brazos para enderezar los brazos y volver a la posición inicial. Repite hasta que no puedas realizar otra repetición.

Fondos

Este ejercicio requiere un soporte que se pueda colocar sobre el ancho de los hombros para apoyar tu cuerpo. Una máquina de inmersión en el gimnasio es grande, pero si no tienes una también puedes utilizar un par de sillas en casa. Usa la máquina de fondos o en su lugar dos sillas lado a lado y coloca una mano en cada una de ellos. Apoya los pies en la tercera silla, o dóblalos detrás tuyo para que el peso del cuerpo se apoye en tus brazos. Dobla ambos brazos al mismo tiempo y reduce el peso del cuerpo hacia el suelo, deteniéndote cuando tus brazos están aproximadamente paralelos al suelo. Mantén esta posición durante un segundo y luego estira los brazos para volver a la posición inicial. Repite hasta que te agotes.

Más galerías de fotos



Escrito por keith strange | Traducido por soledad gomez