Entrenamiento de boxeo con la pera rápida

La pera rápida es una de las herramientas principales utilizadas por los boxeadores para prepararse para una pelea. La pera rápida (también conocida como bolsa de velocidad) cuelga de un gancho giratorio a una altura ligeramente superior del nivel de los ojos. Un boxeador la utiliza para mejorar la coordinación de las manos y la vista, la precisión de los golpes, la rapidez y la confianza. Es un ejercicio básico para todo boxeador.

Coordinación de las manos y la vista

Los boxeadores necesitan buenos reflejos y una desarrollada coordinación de las manos y la vista. En el instante en que ves una abertura, debes ser capaz de lanzar un golpe con velocidad y precisión. La pera rápida te ayudará a hacer precisamente eso. Al golpear la pera, el jab izquierdo será el golpe principal que usarás. Con el fin de golpear la pera rápida correctamente, golpea en ritmo con tu jab izquierdo. Debes concentrarte en golpear la parte central inferior de la pera para que así golpees el aro de soporte y rebote hacia ti.

Rapidez

La rapidez entra en juego cuando le agregas trabajo de pies a tu entrenamiento con la pera rápida. El boxeo no es un deporte estático y golpear la pera rápida se convierte en una herramienta aún más eficaz cuando añades el trabajo de pies. Si eres un boxeador diestro, por lo general marcarás a tu oponente por tu izquierda. Mantén en mente este patrón a medida que practicas con la pera rápida, cogiendo el ritmo a medida que avanzas. Los buenas boxeadores aprenden a mantener la velocidad de la pera en movimiento con un patrón rítmico mientras se mueven.

Resistencia

Golpear la pera rápida mientras que se simula un combate de boxeo puede ayudar a un boxeador a desarrollar un alto nivel de condición. Golpea la pera durante tres minutos a la vez (la misma cantidad de tiempo en un asalto de boxeo) sin descansar. Toma un descanso de un minuto y luego hazlo de tres a seis asaltos. Esto te ayuda a mantener la forma y la fuerza más que aquellos que no pasan tiempo trabajando con la pera rápida.

Confianza

Los boxeadores tienen que aprender a cómo pegarle a la pera rápida. Se necesita tiempo, esfuerzo y concentración para hacerlo bien. Los boxeadores nuevos a menudo se sienten frustrados cuando empiezan a pegarle a la pera. Sin embargo, cuando empiezas a ganar ritmo y aprendes a pegarle a la pera, tu desempeño en el cuadrilátero durante las sesiones de guanteo probablemente mejorarán. A medida que los boxeadores mejoran su rapidez, la velocidad de las manos y la coordinación de éstas con la vista, su confianza crece y eso les ayuda en su desempeño en el cuadrilátero.

Historia

Muchos vídeos presentan historias de boxeadores abriendo con un campeón de boxeo golpeando la pera rápida a un impresionante ritmo. Es una toma que llama la atención del espectador y los atrapa en la historia. Sin embargo, esto no es sólo un truco. Esta es una de las principales herramientas utilizadas para alistar a un boxeador para la acción en el cuadrilátero. Sugar Ray Robinson, un boxeador del Salón de la Fama que dominó el deporte en las décadas de 1940 y 50, utilizó la pera rápida para edificar su velocidad general y la de sus manos, a lo largo de su carrera. Podía hacer dicho movimiento tan rápido que se decía que "cantaba" cuando la golpeaba en pleno ritmo. Otros boxeadores que pudieron hacer lo mismo son Muhammad Ali, Sugar Ray Leonard, Kid Gavilán, Roberto Duran y Manny Pacquiao.

Más galerías de fotos



Escrito por steve silverman | Traducido por ana karen salgado beltrán