Cómo se entrena a los niños para ir al baño en Japón

Algunas madres japonesas pueden impulsar a sus hijos mayores a que les vaya bien en la escuela, pero esto generalmente no se extiende al control de esfínteres. En cambio, los padres japoneses tienden a adoptar un enfoque suave para los esfínteres, señala Takie S. Lebra, autor de "Japanese Patterns of Behaviour" (Patrones de comportamiento de los japoneses). A pesar de las diferencias culturales, se encuentra que los niños japoneses están tan ansiosos de mostrar sus calzoncillos con motivos inspirados en personajes como los niños estadounidenses.

Lo fundamental

Al igual que las madres estadounidenses, las madres japonesas tienden a esperar hasta que los niños muestren señales de estar listos para ir al baño solos. Esto podría incluir tener interés en el inodoro, así como ser capaz de decir cuando tienen que ir a hacer "oshiko" o "unchi" (palabras para niños apropiadas para la orina y las heces). Incluso antes de este tiempo, sin embargo, los padres japoneses pueden cambiar de pañales al estilo de los que se pueden bajar y volver a subir (pull-up). Estos pañales de estilo estadounidense no están hechos para retener grandes cantidades de orina, pero los pañales japoneses retienen tanto como un pañal común. Las madres japonesas luego, siguen técnicas similares a las que las madres estadounidenses utilizan: colocan al niño en el orinal a intervalos regulares, celebrando los éxitos y ofreciendo recompensas.

Influencia de los medios

Al igual que las estadounidenses, las madres japonesas usan personajes favoritos para fomentar el entusiasmo sobre el uso del baño. Los niños pueden ver vídeos de personajes como Anpanman o Shimajiro. En Japón, es común humanizar la orina y las heces, por lo que estos vídeos tienen comúnmente representaciones de ellas hablando. Este aspecto único de la cultura ha hecho que el vídeo de entrenamiento para baño de Shimajiro de Internet se convierta en una herencia cultural muy popular en el mundo occidental.

Estilos de baños

Los niños japoneses suelen comenzar con un "omaru" cuando comienzan el proceso de entrenamiento. Este puede ser un pequeño baño que se apoya en el suelo o un asiento más pequeño que cabe en el asiento del inodoro de tamaño adulto. Por lo general cuentan con los personajes favoritos de los niños. Una diferencia principal entre los estilos japoneses y estadounidenses es que muchos de los orinales para niños japoneses tienen un manija en la parte central delantera. Esto significa que el niño se sienta como si se tratara de un vehículo infantil. Algunas versiones tienen botones para presionar para celebrar el éxito o mantener al niño entretenido mientras se sienta en el inodoro.

Entrenamiento para ir al baño en las escuelas

Los niños japoneses que ingresan a jardín de infantes (kindergarten) suelen ir al baño. Sin embargo, los centros preescolares a menudo permiten a los niños más pequeños ingresar a la escuela aunque usen pañales. Al hacer esto, es muy probable que el control de esfínteres sea parte del plan de estudios, con la clase tomando descansos regulares para intentar ir al baño y cambiar pañales sucios. Un asistente de salón de clases puede llevar a un niño a usar el baño durante la clase si tiene que ir.

Más galerías de fotos



Escrito por maggie mccormick | Traducido por azul benito