Cómo hacer un entrecot ahumado y su temperatura al estar listo

El asado es la carne preferida de los amantes de la barbacoa, ya que queda bien recién salida del ahumador y sus sobras son excelentes para los amantes del emparedado. Se puede utilizar cualquier variedad de cortes de asado de res, siendo algunos más tiernos que otros. Si estás en un presupuesto ajustado, todavía puedes disfrutar de una sabrosa y tierna carne asada al ajustar el tiempo de cocción y las temperaturas con un corte barato como un corte redondo. Un termómetro de carne debe leer 140 grados Fahrenheit (60 C) para asados jugosos; 145-155 F (62-68 C) para asado a punto y para asado ​​bien cocido 160-170 F (71-76 C).

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

    Ahúma un corte bien marmolado

  1. Arranca el ahumador, colocando las llamas para calor indirecto. El calor indirecto pone llamas sólo en un lado. El lado derecho tiene las llamas, mientras que el lado izquierdo se reserva para colocar la carne. Coloca una bandeja de agua debajo del costado izquierdo lleno 1/3 con agua.

  2. Permite que el ahumador se enfríe a fuego bajo-medio alrededor de 250 grados Fahrenheit (121 C). Para las parrillas de gas y los ahumadores, esto es un ajuste en el panel de mando; los carbones deben estar recubiertos en ceniza blanca sin llamas saltando. Coloca las virutas de madera sobre las brasas de carbón para darle sabores de madera a la carne.

  3. Frota el condimento de carne en el asado. El condimento varía de un cocinero a otro, pero por lo general comienza con una mezcla de sal y pimienta aderezado con polvos de pimienta, pimentón, cebolla y ajo.

  4. Coloca la carne en el lado izquierdo de la parrilla, lejos de las llamas. Cierra la tapa.

  5. Ahuma el asado durante aproximadamente cuatro horas. Añade las virutas de madera y agua, según sea necesario para mantener el fuego y la humedad en el fumador. Inserta un termómetro de carne en la profundidad media de la carne para verificar la temperatura.

    Ahumar un corte más magro

  1. Marina una noche el asado. Al igual que con los adobos secos, los chefs tienen sus favoritos. Utiliza 3 cucharaditas de adobo seco y añade 1 taza de jerez con 1/2 taza de aceite de oliva para cubrir la carne.

  2. Calienta la parrilla a fuego medio, aproximadamente 325 grados Fahrenheit (163 C). Enciende solo el lado derecho, dejando la izquierda para la cocción de calor indirecto.

  3. Coloca la carne en el lado de la parrilla sin llamas. Cierra la tapa y deja que el asado se cocine aproximadamente 3 horas. Verifica la temperatura interna con un termómetro de carne, rociando cada hora. Cuando la temperatura interna sea de 115 grados Fahrenheit (46 C), será el momento para dorar la carne.

  4. Coloca el asado sobre el fuego durante 20 minutos, volteando a dorar cada lado cada cinco minutos. Esto sella la carne para ayudar a bloquear los jugos.

  5. Retira el asado del fuego y ponlo en un plato durante 20 minutos para descansar antes de cortar y servir.

Más galerías de fotos



Escrito por kay miranda | Traducido por lucia ayala