Entender los celos de los chicos

Al igual que los adultos, los niños pueden experimentar y representar los sentimientos de celos, que a menudo pueden ser dolorosos para ellos y otros miembros de la familia. A menudo, la primera reacción de los padres es regañar o avergonzar al niño, pero esto a menudo hace que la situación empeore. Ayudar a un niño a lidiar de manera efectiva con los celos a una edad temprana puede ayudar a lidiar con sentimientos similares que puede experimentar en la vida adulta.

Tipos

Los niños experimentan celos por una serie de razones que implican todo, desde un nuevo bebé al nuevo novio de su madre a la vieja rivalidad entre hermanos. Algunos niños tienen una naturaleza más celosa que otros y son propensos a comparar lo que reciben (cosas materiales, atención de los padres, buenas notas) con lo que recibe su hermano. En el caso de un recién nacido, el niño que una vez fue el pequeño de la familia ahora se siente reemplazado, ignorado o no querido y siente celos hacia el nuevo bebé, que está recibiendo toda la atención. Algunos niños pueden llegar a ser muy apegados a sus padres y se sienten amenazados cuando un nuevo amigo o pareja romántica entra en la vida de su madre o la vida del padre.

Síntomas

Los celos en los niños se manifiestan en una serie de malos comportamientos. Según el Dr. Spock, algunos niños pueden llegar a ser agresivos o actuar de forma violenta en contra de un nuevo bebé, por ejemplo. Otros niños pueden actuar "traviesos", haciendo cosas que saben que te harán enojar a propósito para obtener tu atención. Algunos niños pueden llegar a ser excesivamente cariñosos hacia el objeto de sus celos, haciendo todo lo relacionado con el nuevo bebé, por ejemplo. Manifestar afecto de esta forma es simplemente otro mecanismo de defensa para las emociones que el niño está sintiendo. Por último, un niño puede volverse introvertido para hacer frente a sus celos, convirtiéndose en "desanimado" y distante.

Lidiar con los celos

Los niños no deben ser castigados por tener sentimientos de celos; los celos son una emoción humana natural que todas las personas experimentan. Más bien, deben aprender a lidiar de manera efectiva con la emoción y a manejar las situaciones que los hacen sentirse celosos. También hay cosas que los padres pueden hacer para aliviar los celos entre hermanos o entre un niño y un nuevo miembro de la familia, incluyendo tratar a cada niño como un individuo y no como iguales, evitando las comparaciones entre los niños y pasar tiempo especial a solas con el niño celoso sin otros hermanos o miembros del hogar.

Aprender de los celos

Los niños continuarán experimentando celos durante toda su vida si no aprenden a lidiar adecuadamente con los sentimientos y si sufren de sentimientos de insuficiencia o baja autoestima (sentimientos que se desarrollan a menudo en la infancia y se llevaron hasta la edad adulta). Los celos en los niños pueden ser vistos como una oportunidad positiva para enseñar acerca de hacer frente a estos sentimientos. Estas lecciones de la infancia, si se enseñan correctamente, pueden ayudar al niño a llevar una vida más feliz y más estable en la edad adulta en un mundo donde la competencia es desenfrenada.

Consigue ayuda profesional

En algunos casos, la ayuda profesional de un psicólogo familiar o infantil puede ser útil si tus intentos de resolver el problema en casa no han tenido éxito. Los psicólogos que se especializan en niños y la dinámica familiar serán expertos en la comprensión y la búsqueda de soluciones creativas a las dificultades de tu hijo y te pueden ofrecer formas de hacer frente a esto en el hogar que pueden disminuir o incluso poner fin a la mala conducta de tu hijo debido a los celos.

Más galerías de fotos



Escrito por jody braverman | Traducido por juan ignacio ceviño