Cómo enseñarles a los niños a respetar la autoridad

Ser padre es más que simplemente sostener a tu adorado neonato en tus brazos, contar los deditos de sus manos y pies, alimentarlo cada dos horas y mantener su pañal seco. Ésta es la parte fácil. También debes guiarlo a lo largo de su vida, asegurándote de que sus decisiones sean las indicadas. Algunas de éstas incluyen la manera en la cual él mismo trata a los demás. El respeto a la autoridad incluye a toda la gente desde ti hasta sus profesores. El respeto comienza en casa y, aunque no te des cuenta, tu hijo también debe respetarse a sí mismo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Dale ejemplo a tu hijo. Un niño imita lo que haces; si te ve gritar, maldecir, interrumpir o ser sarcástico, éste creerá que dicha conducta es natural, explica la médica Robyn Silverman, una experta en el desarrollo de niños y adolescentes. Si quieres que un niño te respete a ti y a las figuras de autoridad, enséñale cómo hacerlo.

  2. Dale respeto a tu hijo. Esto quiere decir que respaldes al pequeño y a sus sentimientos. Responde a sus sentimientos y evita decir cosas negativas que puedan lastimarlo. El respeto es algo que funciona en los dos sentidos. Solamente porque seas una figura de autoridad, no significa que no debas respetar a tu hijo. El pequeño es una persona, también.

  3. Tómate el tiempo para discutir los momentos donde haya faltas de respeto. Bien sea que veas a otro niño siendo irrespetuoso con una figura de autoridad; o que tu hijo sea quien lo esté haciendo; tendrás que discutirlo con él. Pregúntale que motivó la situación, por qué él está equivocado y que podría haber hecho de manera diferente. Esto le brindará al pequeño tiempo para reflexionar sobre la situación, en lugar de percibirlo como algo que ya pasó y no importa más.

  4. Decide sobre las consecuencias de las conductas irrespetuosas. Al igual que no toleras las mentiras, tampoco deberás tolerar que tu hijo sea irrespetuoso con aquellas personas que estén en posiciones de autoridad. Haz una lista de castigos que varíen, de acuerdo al grado de la falta de respeto. Si el pequeño interrumpe durante una conversación, ponlo en una esquina durante cinco minutos. Si éste es insolente contigo u otra persona, quítale una posesión valiosa, tal como un videojuego portátil, durante una semana. Apégate al castigo, sin importar cuán difícil pueda resultar para ti.

  5. Elogia a tu hijo cuando demuestre respeto. Los ejemplos incluyen mantener una puerta abierta para las personas de edad avanzada o ayudar a una mujer embarazada con sus compras. Éstas son dos señales de buenos modales y respeto. Dile lo orgulloso que estás de él y conversa con la familia acerca de dicha situación en la noche, durante la cena. Esto alentará al niño a seguir realizando acciones positivas.

Más galerías de fotos



Escrito por hannah rice myers | Traducido por jhonatan saldarriaga