Cómo enseñarles a los niños a ser humildes

La humildad es una habilidad de vida que puede ayudar a una persona a ser cortés con los que lo rodean. Una persona humilde escucha a los demás, está dispuesta a aprender y considera a otros antes que a él mismo. Estas cosas pueden ayudar a una persona a hacer las cosas bien en el trabajo o escuela y avanzar en otros emprendimientos personales. Es mejor enseñarles a tus hijos cómo ser humildes en una edad temprana. Sin embargo, es posible enseñar a un niño de cualquier edad a ser humilde.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Para mostrarle a tu hijo a ser humilde, sé humilde. No pongas énfasis en lo que has hecho y lo que tienes. En cambio, céntrate en lo que se hace. Parte de ser humilde es entender y aceptar que no siempre tendrás crédito por lo que haces. Por ejemplo, no digas, "Cociné cena para la fiesta". Da crédito a quienes te ayudaron al decir "la cena está lista. Susan ayudó con las verduras y Randy ayudó con el pastel". Eso da más importancia a quienes te han ayudado antes que a ti.

  2. Participar en actividades que ayuden a otros. Lleva a tu hijo a limpiar un parque, sugiere Leadership for Success Institute. Sé voluntario en un hospital, corta hierba de un vecino o recoge basura a lo largo de la carretera. Esto ayudará a tu niño a entender que servir a los demás por ser humilde no es una debilidad.

  3. Recuérdales a tus hijos que incluso las personas que no son tan afortunadas como tú son valiosas. Una persona verdaderamente humilde se da cuenta de que todo el mundo tiene que ser respetado. Demuéstrale a tus hijos cómo viven los niños en otros países. Explica que los niños son niños como él, pero viven de una manera diferente.

  4. Discúlpate por tus errores y espera que tu niño a haga lo mismo. Las disculpas ponen a un lado tu orgullo y es una de las cosas más humildes que puedes hacer. Incluso si sólo estás un poco equivocado, pide disculpas rápidamente sin esperar nada a cambio.

  5. Anima a tu hijo a establecer metas y utilizar métodos apropiados y éticos para alcanzarlas. Una persona humilde no utilizará ningún método cuestionable para alcanzar una meta. Desalienta el engaño, la mentira y la mala conducta deportiva.

Más galerías de fotos



Escrito por casey holley | Traducido por analia moranchel