Cómo enseñarles a los adolescentes a enfrentar problemas con los amigos

Llevarse bien con los demás puede ser difícil para las personas de cualquier edad, pero es posible que a los adolescentes les resulte particularmente difícil. Sin embargo, cuando los adolescentes desarrollan su capacidad de interactuar con respeto y amabilidad, pueden tener más éxito que sus compañeros. Incluso con las habilidades sociales más avanzadas, es posible que se produzcan problemas entre amigos. Si tu hijo tiene problemas con sus amigos, puedes darle algunos consejos útiles para resolverlos y mejorar sus interacciones.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Habla regularmente con tu hijo adolescente sobre la vida y los problemas que pueden influir en su relación con sus amigos. La psicóloga Irene S. Levine (en el sitio web "Psychology Today"), aconseja que al hacerlo, trates de pasar más tiempo escuchando y menos hablando. Tómate tu tiempo para hacerlo todos los días, haz preguntas abiertas y escucha activamente las respuestas de tu hijo.

  2. Cheryl DeWitt (en el apartado Focus del sitio web Family), sugiere que hables sobre las características de un verdadero amigo con tu hijo adolescente. La verdadera amistad tiene una base de confianza, amor, comunicación positiva, respeto y preocupación.

  3. Examina los problemas de amistad con tu hijo adolescente, comparándolos con los fundamentos de una verdadera amistad. Si los amigos no se tratan con respeto o no pueden ser confiables y honestos, pueden aparecer problemas en la amistad.

  4. Háblale a tu hijo acerca de las dificultades comunes en una amistad. Por ejemplo, un amigo que está alejando y que posiblemente desarrolle un comportamiento negativo puede ser signo de que tu hijo necesita alejarse de él. Podría ser necesario que tu hijo no hable más con su amigo y negarse respetuosamente a continuar la amistad. Un amigo que se relaciona con un grupo diferente de personas podría haber cambiado sus metas o enfoque inicial. Es aconsejable que tu hijo se concentre en tener amistad con personas que comparten los mismos objetivos. El sitio web Family School informa que los adolescentes también pueden sufrir un altercado con un amigo o ser víctimas de comentarios mal intencionados de parte de un amigo.

  5. Ayuda a tu hijo adolescente a examinar dificultades específicas en la amistad en cuanto se producen, con el objetivo de determinar por qué existe el problema. Cuando hay un problema, por lo general todas las partes involucradas tienen alguna responsabilidad en él. Tu hijo adolescente podría necesitar ayuda para comprender que ha cometido un error y de qué forma sus acciones incitaron a su amigo para reaccionar así.

  6. Anima a tu hijo adolescente a trabajar para resolver el problema de amistad después de averiguar el meollo del asunto. Puede ser que tu hijo necesite ofrecer una disculpa por sus acciones e iniciar una conversación para discutir el problema. Por ejemplo, si surgen dificultades por causa de un malentendido y tu hijo se disculpa por su participación en él, podría estar dándole una solución al problema.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por josué miraflores m