Cómo enseñarle a tus hijos acerca del peligro

Puesto que no puedes estar con tus hijos constantemente, es esencial que les enseñes cómo estar seguros en varias circunstancias cuando no estás. Enseñar a tus hijos sobre los peligros del mundo es necesario, pero hazlo sabiamente. La línea entre estar alerta ante el peligro y abrumar a tus hijos con miedo es muy delgada, así que hazlo con cuidado.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Platica con tu hijo sobre circunstancias riesgosas. Dile que la gente a menudo puede sentir cuando algo o una circunstancia en particular es peligrosa. Habla acerca de los sentimientos que tu hijo puede experimentar cuando está en riesgo, incluyendo incomodidad física o emocional y miedo, de acuerdo a la publicación Play it Safe de Central Michigan University.

  2. Alienta a tu hijo a poner atención a cualquier signo de advertencia que sienta si algo es riesgoso, ya que su mente usualmente le dará pistas sobre el peligro. Explícale a tu hijo que si se siente en riesgo, debe buscar tu ayuda o la de otro adulto (miembro de la familia, maestro, vecino o amigo) inmediatamente.

  3. Establece reglas sobre seguridad para ayudar a tu hijo a alejarse de circunstancias peligrosas. Estas reglas cambiarán conforme a la edad de tu hijo y otros factores, pero generalmente, debes pedirle a tu hijo que siempre te informe en dónde se encuentra, seguir las reglas de tránsito y evitar a otras personas que realicen actividades peligrosas.

  4. Enséñale a tu hijo cómo llamar para pedir ayuda. Habla sobre cómo llamar al 911 en el teléfono para conseguir ayuda de la policía, bomberos o una ambulancia. Explícale a tu hijo que la ayuda está solamente a una llamada telefónica de distancia cuando se encuentre en una circunstancia de riesgo y no haya adultos cerca para ayudarle. Haz énfasis en que el 911 está reservado solamente para emergencias. Explícale claramente qué significa tener una emergencia.

  5. Habla con tu hijo sobre qué hacer si alguna vez se siente asustado cuando no esté contigo, según explica el sitio web de University of Michigan Health System. Su primera acción debe ser encontrar ayuda acercándose a la gente, en lugar de alejarse. Si está separado de ti, debe encontrar ayuda de una mamá o abuela que tenga niños con ella. Si está caminando solo y se espanta, debe tocar la puerta de una casa y pedirles que llamen en busca de ayuda.

  6. Explícale a tu hijo los peligros de los químicos para que entienda su daño potencial. Tu hijo nunca debe tocar las substancias químicas que encuentre a menos de que tenga permiso y supervisión de un adulto, explica el Children's Hospital of Philadelphia. Enfatiza que nunca debe comer algo que no sean alimentos. Los materiales como algunas plantas también pueden ser tóxicos.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por lou merino