Cómo enseñarle a los niños las consecuencias de pelear con niños más pequeños

Ya sea que radique de la rivalidad entre hermanos, la irritación o simplemente la simple agresión, tus niños más grandes a veces pelearán con niños más pequeños. Puedes esperar que tus hijos más grandes lo sepan mejor pero estás equivocado. Puedes enseñarle a tus hijos más grandes las consecuencias de pelear con tu hijo más pequeño y quizás disminuir las peleas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Crea un plan que incluya comentarios para tus niños más grandes (y los más pequeños, si son lo suficientemente grandes para participar) para ayudarte a resolver el conflicto. Según Naomi Drew, autora de varios libros concernientes a los conflictos de niños y la resolución de conflictos, pedirle a los niños que definan qué quieren del otro ayudará a disminuir el conflicto. Además, Drew sugiere que le pidas a tus hijos que vayan con una lista corta de consecuencias para que tú refuerces cuando ellos pelean entre sí. Esto los ayuda a aceptar las consecuencias como justo.

  2. Conversa tus desacuerdos con tus hijos. Estos pueden ser una fuente mayor de castigo para tus hijos cuando se portan mal, según Bernadette Maye, un educador de familia en la University of Wisconsin, como lo informó en el sitio web de la oficina de la University of Minnesota Extensión. Tus niños más grandes probablemente vean tus desacuerdos como una consecuencia negativa que no los hace sentir bien sobre ellos mismos y por lo tanto son más propensos a aprender el arte de tratar a sus hermanos más pequeños con respeto.

  3. Apóyate en las consecuencias naturales ocasionalmente. Según la American Academy of Pediatrics, las consecuencias naturales son las que ocurren naturalmente cuando tu hijo se porta mal y las consecuencias naturales lo llevan a aprender por sí solo. Por ejemplo, si un hijo mayor está peleando por un juguete con su hermano más pequeño y termina rompiéndolo, esa es la consecuencia natural. Es más propenso a aprender a no portarse de este modo en el futuro si tiene que sufrir las consecuencias de esta rotura de juguete en lugar de escucharte decirle que no se comporte de ese modo.

  4. Refuerza las consecuencias. Tu hijo no va a aprender las consecuencias de pelear con sus hermanos menores si sólo las sufre de forma ocasional. Es más probable que aprenda de las consecuencias cuando las sufre cada vez que pelea con sus hermanos menores.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por aldana avale