Como enseñarle a tu hijo a jugar con niños autistas

Al igual que al resto de los niños, a los autistas les gusta jugar, pero puede ser difícil para ellos jugar con otros niños. Esa es otra razón para alentarlos y darles oportunidades para jugar con otros. Los niños con autismo suelen tener habilidades para comunicarse reducidas, lo que hace mas complicado el que puedan interaccionar con sus compañeros. Un amigo sensible que le pueda enseñar a jugar con otros puede ser invaluable para un niño autista.

Procesamiento sensorial

Según el sitio web Autism Speaks, una organización científica y defensora dedicada al autismo, haz que tu hijo se de cuenta que los ruidos fuertes, las luces brillantes e incluso algunos aromas pueden molestar a un compañero autista. Explícale que los niños autistas suelen ser muy sensibles al tacto. Cuando un niño con autismo se sobre-estimula con su ambiente, su cerebro no siempre puede procesar la información sensorial que recibe, lo que hace que los ruidos parecen mas fuertes, las luces mas brillantes y un simple toque puede doler. Una crisis, a diferencia de un berrinche, ocurre cuando un autista es saturado por mucho estímulo sensorial al mismo tiempo. Enséñale a tu hijo a sea comprensivo ya que cualquier vista, sonido y contacto que parezca normal para el puede ser doloroso para un autista.

Habilidades sociales

Los niños autistas tienen una tendencia a tomar las cosas que las personas dicen literalmente, por lo que el uso de modismos, expresiones e incluso chistes pueden confundirlos, así que dile a tu hijo que le hable a su compañero autista de manera simple. También los niños autistas no siempre pueden descifrar el lenguaje corporal o expresiones faciales. Autism Speaks nos dice que ,a causa de que un niño autista puede que no sea bueno conversando, es posible que parezca como si no le interesara jugar.

Problemas comunicacionales

Los niños autistas pueden tener problemas tanto con el lenguaje receptivo como con el expresivo. Solo porque un niño autista usa ciertas palabras no significa que sabe a lo que se refieren. Tu hijo debe entender que tal vez su compañero autista no entiende lo que esta diciendo. A pesar de tener buena audición, tal vez tenga un problema captando las cosas que escucha. Dado que un niño autista no siempre puede expresarse con palabras, enséñale a tu hijo a ser paciente mientras juegan. Según Autism Speaks, si un niño autista se retrae, podría ser una señal de que tiene problemas expresando lo que siente.

Stimming

De acuerdo con el sitio web Karg Academy, una organización que se dedica a la investigación del autismo y a educar a las personas con el, el comportamiento auto estimulador, también conocido como stimming, es común en niños con autismo. Sin importar si un niño se fija en un objeto, parpadea repetidas veces o se mueve de aquí hacia allá, los niños autistas suelen hacer estas cosas para calmar su ansiedad cuando los sonidos, luces o una habitación concurrida los estimula mas de la cuenta. Para algunos niños, estos comportamientos pueden incluir: rascarse, cubrir sus oídos, alinear objetos, romper papel o correr en círculos. Lamentablemente, si este comportamiento se vuelve excesivo, puede transformarse en un estigma social. Como sugerencia a tu hijo, dile que juegue al aire libre con un niño autista, especialmente si este se ve agitado. Lanzar una pelota, columpiarse y saltar son actividades físicas que ayudan a redirigir la energía de un niño autista a comportamientos mas apropiados, o incluso un juego de escondidas fomenta la interacción. Si bien los deportes de contacto no sean lo mejor para un niño autista, un deporte de equipo como la natación o carreras a pie sean beneficiosos.

Más galerías de fotos



Escrito por amber keefer | Traducido por mariajose mansilla