Cómo enseñarle una flexión básica a una mujer

Las flexiones (push-ups) son un elemento básico de los programas de ejercicios basados ​​en peso corporal o calistenia. Una flexión se realiza desde una posición boca abajo y se usan los brazos para subir y bajar el cuerpo. Las flexiones pueden ayudar a fortalecer los brazos, hombros, tríceps y endurecer los grupos musculares principales del torso. Las flexiones se utilizan como un ejercicio común en las clases de gimnasia y de todas las ramas de las fuerzas armadas también. Aprender a realizar una flexión correcta puede ser simple para los hombres como para las mujeres.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Ropa deportiva

Instrucciones

  1. Haz que la mujer se acueste en el suelo boca abajo. Dile que coloque sus manos perpendiculares a los lados de su cuerpo y en línea con los hombros. No debe colocar sus manos demasiado amplias. En su lugar, debe poner sus manos ligeramente más ancho que los hombros. Si coloca las manos perpendicular al cuerpo le será demasiado difícil, pueden ser ajustadas para formar un ángulo de 45 grados. Sus pies deben formar un ángulo de 90 grados con sus espinillas y los dedos de los pies deben estar apuntando directamente hacia el suelo.

  2. Explícale las dinámicas involucradas con una flexión. Los dedos de los pies actuarán como un punto de apoyo, y cuando ella está usando sus brazos, levantará su cuerpo del suelo. Mientras su cuerpo se está levantando del suelo, debe mantener su cuerpo en una línea recta desde los talones a la parte posterior de su cabeza.

  3. Dile que extienda los brazos completamente cuando llegue a la parte superior de la flexión. Ella debe estar mirando hacia el suelo y hacer una pausa antes de bajar a sí misma a la posición inicial. Explícale cómo realizar el movimiento hacia abajo junto con el movimiento de conteos hacia arriba como una flexión.

Consejos y advertencias

  • Hasta que ella sea capaz de realizar una flexión con su peso corporal total, puede realizar una usando las rodillas como el punto de apoyo en lugar de los dedos de los pies. Debe tratar de mantener los codos en un ángulo de 45 grados a los lados, ya que esta posición puede ser más fácil en los hombros. Si está teniendo problemas para hacer una línea recta con su cuerpo, puedes empujar su estómago hacia fuera y apretar los músculos del glúteo mayor.
  • Mete la barbilla para evitar sufrir una distensión muscular en el cuello.

Más galerías de fotos



Escrito por ronaldo dixon | Traducido por roberto garcia de quevedo