Cómo enseñarle a un bebé a que agarre el chupón

Ofrecerle un chupón o no a un bebé es una decisión personal. Hay pros y contras de ambos lados de la discusión. Clinic señala que el chupón ayuda a calmar el reflejo fuerte de un bebé de succionar, puede ayudar a conciliar el sueño y puede ayudar a reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). También señala que su uso antes de la lactancia materna puede interferir con la lactancia apropiada y puede aumentar el riesgo de infecciones del oído medio. Es posible que hayas decidido que un chupón es una gran opción para para tu bebé y para tí, pero puedes no estar dispuesto a aceptarlo. Hacer que él tome un chupón requiere de una técnica sencilla y un poco de paciencia.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Elige el chupón con prudencia. Hay un montón de lujo o bien decorados en el mercado, pero tu bebé necesita uno que sea adecuado para su etapa de desarrollo. Busca en el embalaje una calificación de recién nacido o lactante y alguna indicación de que la tetina está hecha para que parezca un pezón sintético o un pezón del pecho. Muchos chupones tienen bases amplias, así que buscar una con agujeros, lo que permite que el bebé pueda respirar mientras lo usa.

  2. No esperes hasta que tu bebé está llorando para introducirlo. En cambio, cuando esté lo bastante tranquilo y contenido, tócalo con el chupón en la mejilla. Esto debería alentarlo a mirar el chupón y agarrarlo. Se trata de un reflejo natural con el que los bebés nacen.

  3. Permite que tu bebé lo chupe durante varios minutos las primeras veces que se lo das. Si lo rechaza, prueba mojarlo con leche materna o fórmula o calentarlo en la mano antes de tratar de conseguir que lo agarre.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen harding | Traducido por juan ignacio ceviño