Enseñarle a tu adolescente como lidiar con muchachas malas

La intimidación toma diferentes formas, desde la que involucra las burlas hasta la que implica agresión física. De acuerdo con Mayo Clinic, la intimidación llega a su punto culmine en la escuela media y comienza a disminuir durante el secundario. Durante este tiempo, algunas muchachas pueden ser un reto particular para sus pares. Los cambios hormonales pueden resultar en respuestas más emocionales e irritables, y el deseo de pertenecer puede resultar en agresión o crueldad hacia sus compañeros, más allá del género. Puedes ayudar a tu adolescente a combatir esta experiencia alentándolo a separarse de las circunstancias y construyendo un sistema de apoyo confiable.

Separación

Enseñar a tu adolescente cómo separarse de las circunstancias en las que pueda ser intimidada puede salvarla de la angustia emocional. Si la intimidación de una muchacha mala es en forma digital, bloquea los correos electrónicos de los matones, mensajes de texto, llamadas o contactos en línea de cualquier forma. Controla el uso del teléfono y la Internet de tu adolescente para asegurarte que la intimidación no continúe o aparezca en otra forma. La Mayo Clinic recomienda que tu adolescente evite estar solo en ambientes donde podría ser intimidada. Alienta a tu adolescente a encontrar gente de confianza que pueda tener cerca en el almuerzo, o volviendo del colegio, o en cualquier lado donde la intimidación se presente.

Acción

Si la experiencia de tu adolescente con muchachas malas se vuelve demasiado, considera tomar acción con el colegio o ambiente donde la intimidación se de a lugar. Graba las citas, tiempos y circunstancias de cada incidente durante el curso de unas semanas, y luego acude a un profesor, administrador u otro adulto a cargo. Puede que sea un reto el hacer un seguimiento de los incidentes de intimidación, especialmente si la muchacha es sutil y manipulativa en lugar de agresiva, pero es importante dejar que las autoridades sepan lo que ocurre. Puede que sirva como recordatorio para tu adolescente que la intimidación no es su culpa.

Apoyo y consejo

Un sistema de apoyo sólido es esencial cuando se trata de lidiar con matones. Comparte tus experiencias con matones para hacer que tu adolescente se sienta menos sola y se esfuerce por incrementar su autoestima lo máximo posible. Aliéntala a nutrir amistades con personas que no intimiden a otros. De acuerdo con KidsHealth.org, los matones usualmente buscan por una respuesta rencorosa de la persona a la que están burlando, así que hazle saber a tu adolescente que necesita mantener la compostura.

Recomendaciones

De acuerdo con KidsHealth.org, el abuso crónico pone al adolescente a riesgo de la depresión y la ansiedad. Busca señales como que sus notas bajen, cambios de humor o patrones de sueños, y la retracción de actividades que solía disfrutar. Si notas alguno de estos cambios, alienta a tu adolescente a hablar contigo, con un consejero o un médico. En algunos casos, cambiar de colegios o de ambientes puede ser necesario.

Más galerías de fotos



Escrito por rose welton | Traducido por lautaro rubertone