Cómo enseñar a tus hijos a no rascarse los piquetes de bichos

Después de que un insecto pica a una persona, por lo general se produce una picazón intensa en cuestión de segundos. No se recomienda rascarse la piel para aliviar el picor. Rascarse lleva a abrir llagas que están en riesgo de contraer el estafilococo, estreptococo y una variedad de otras infecciones bacterianas. Mientras que los adultos pueden ser capaces de resistir la tentación de rascarse, los niños a menudo no pueden. Afortunadamente, puedes enseñar a tus hijos de no rascar la picadura de un insecto.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Cubo de hielo
  • Toalla de papel
  • Antihistamínico oral
  • Corta uñas
  • Tapón de bolígrafo
  • Crema con 1 por ciento de hidro cortisona

Instrucciones

  1. Envuelve el cubo de hielo en una toalla de papel grueso y enseña a tu hijo a mantenerlo encima de la picadura de un insecto inmediatamente después que el niño ha sido picado. Seattle Children's Hospital sugiere dejar el hielo en la picadura durante 20 minutos.

  2. Administra un antihistamínico oral para niños sin dejar de utilizar el cubo de hielo. Sigue siempre las instrucciones de dosificación en la etiqueta del envase. El antihistamínico oral debe empezar a trabajar poco después de que se retira el cubo de hielo.

  3. Corta las uñas de tu hijo y mantén sus manos limpias para reducir las posibilidades de llaga, si tu niño termina por rascarse la picazón.

  4. Demuestra cómo aplicar presión a la picadura de un insecto para un total de 10 segundos para que el niño pueda utilizar este método para aliviar el picor cuando no te encuentres al rededor. Si el niño comprende otras maneras de detener la picazón, será menos probable que se rasque. El Seattle Children's Hospital recomienda utilizar una uña o con una tapa pata bolígrafo para aplicar la presión, pero ten en cuenta que una tapa es un peligro de asfixia para los niños pequeños.

  5. Frota una pequeña cantidad de crema de hidrocortisona al 1 por ciento sobre la picadura de un insecto. Hazle saber que puede volver a ti en un par de horas más regresa la picazón.

  6. Explícale a tu hijo por qué no se debe rascar la picadura de un insecto. Esto, junto con los tratamientos contra la comezón mencionados suele ser suficiente para convencer a un niño de no rascarse, aun cuando el impulso se presenta.

Más galerías de fotos



Escrito por alicia bodine | Traducido por verónica sánchez fang