Cómo enseñar a los pacientes con diabetes qué comer

La clave para el control y manejo de la diabetes es la dieta. Los alimentos que eliges tienen el mayor impacto en los niveles de glucosa en sangre. El objetivo de cualquier persona con diabetes es mantener los niveles de glucosa dentro de un rango saludable establecido por un médico. Las personas recientemente diagnosticadas con diabetes pueden no saber cómo hacer esto. Tú puedes guiarlos en su viaje hacia un estilo de vida saludable, enseñándoles información nutricional de diabetes.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Come alimentos saludables en un horario regular.

    Enseña a los pacientes a comer alimentos sanos, con moderación, en un horario regular. Comer a la misma hora cada día regula la ingesta de calorías, manteniendo los niveles de glucosa dentro de un rango.

  2. Los granos enteros deben constituir del 40 al 60% de la dieta.

    Dile a los pacientes en qué debe consistir una dieta saludable para diabéticos. FamilyDoctor.org recomienda que del 40 al 60% de la dieta provenga de hidratos de carbono, 20% de proteínas y 30% o menos, de grasas.

  3. Los carbohidratos simples en pan blanco y la comida chatarra pueden subir los niveles de azúcar en la sangre.

    Tómate el tiempo para explicar el papel de los hidratos de carbono. Los carbohidratos tienen el mayor impacto en los niveles de glucosa, debido al azúcar que contienen. Los carbohidratos complejos se descomponen lentamente durante la digestión, por lo que requieren más tiempo por la sangre para absorber el azúcar; entre más lentamente se absorbe el azúcar, menos impacto tiene sobre los niveles de glucosa. Los carbohidratos simples se descomponen rápidamente, causando una rápida absorción por la sangre.

  4. La pasta de trigo integral es un carbonohidrato complejo.

    Dale a los pacientes una lista tanto de carbohidratos complejos como simples. Los carbohidratos complejos incluyen pan integral, arroz integral, arroz salvaje, pasta de trigo integral, brócoli, espinaca, coliflor y judías verdes. Los carbohidratos simples incluyen papas blancas, arroz blanco, soda regular, cereales ricos en azúcar y pastel. Coloca un asterisco junto a los carbohidratos simples que los pacientes pueden disfrutar, con qué frecuencia y en qué cantidades. Haz lo mismo con los carbohidratos complejos, haciendo hincapié en la importancia de comer la mayoría de los carbohidratos de esta categoría debido a la diferencia en el impacto sobre los niveles de glucosa.

  5. La pechuga de pollo a la parrilla es una opción saludable.

    Divide las fuentes de proteínas. Aunque la proteína es un elemento importante en cualquier dieta, los diabéticos deben tener cuidado con las fuentes que eligen. La carne roja y los lácteos enteros son altos en grasas saturadas y calorías. Estos pueden aumentar el peso y los niveles de colesterol. Ofrece alternativas como el pollo sin piel, pescado y productos lácteos sin grasa.

  6. Una lista de intercambio puede ayudar a hacer sustituciones de alimentos.

    Explica cómo y cuándo usar una lista de intercambio. Una lista de intercambio ayuda a los diabéticos a planificar comidas saludables al tiempo que les ofrece variedad. Cuando enseñes a los pacientes qué comer, haz una lista de intercambio, de muestra para ellos. Por ejemplo, si ellos no quieren un pedazo de fruta con su comida, ellos pueden tomar 1/2 taza de jugo de fruta en su lugar.

  7. Imprime menús de muestra. Dale a los pacientes ejemplos de menús para una o dos semanas. Esto les da tiempo para adaptarse a sus nuevos hábitos alimenticios y elimina las conjeturas de lo que deben preparar y cómo prepararlo.

Consejos y advertencias

  • Destaca la importancia de visitar a su médico y nutricionista con regularidad. Todas las personas con diabetes son diferentes y tienen diferentes necesidades dietéticas.

Más galerías de fotos



Escrito por hannah rice myers | Traducido por esteban arenas